Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconA Fondo
line break icon

Adiós millennials: hola generación Z

TEENS

Shutterstock-antoniodiaz

Jaime Septién - publicado el 31/01/19

El reino millenial llega a su fin

Durante muchos años, los millennials han dominado el debate público en términos generacionales. Las empresas han intentado, por todos los medios, conocer a fondo sus gustos para dirigir su consumo. Los partidos políticos han desmenuzado sus filias y fobias para ensanchar sus bases electorales. Los trabajadores de mayor edad los han visto con una mezcla de desdén, miedo e incomprensión cuando amenazan sus puestos de trabajo. Y, en general, el mundo entero ha sido testigo de la evolución –no siempre positiva– de la primera generación global.

Sin embargo, a comienzos del año 2019, parece que el reino de los millennials ha llegado a su fin. Todos los millennials superan los veinte años de edad, y los más maduros ya rozan las cuatro décadas de vida. A pesar de que ha sido una generación caracterizada por una adolescencia dolorosamente prolongada, no se puede ocultar lo evidente: los millennials se han hecho mayores.

Pisándole los talones, y plenos de juventud, llega una nueva generación; una generación nacida en un mundo diferente, criada bajo circunstancias diferentes y, por lo tanto, marcada por afinidades diferentes. Llega la generación Z; la que se considera, de forma un tanto estridente, como la generación más preparada de la historia de la humanidad. Para bien y para mal, la generación Z comienza a marcar el futuro del planeta.

Las últimas generaciones

El estudio generacional no es tan exacto como se piensa, y depende en gran medida de las circunstancia de cada país. En una generalización con marcado acento anglosajón, de 1928 a la fecha ha habido, contando a la generación Z, un total de cinco generaciones, las cuales han tenido temporalidades diferentes.

La generación silenciosa (1928 a 1945), los niños nacidos después de la Primera Guerra Mundial y durante la Segunda Guerra Mundial, una generación que sufrió mucho.

La generación de los “baby boomers” (1946 a 1964), los niños de posguerra, una época de relativa bonanza, sobre todo en los países anglosajones, donde se vivió un incremento en la tasa de natalidad.

La generación X (1965 a 1980), los niños nacidos durante el auge económico del capitalismo, los cuales fueron testigos del comienzo de la era digital, con la introducción de las computadoras en la vida laboral y cotidiana.

Los millennials (1981 a 1996), los niños que crecieron en la época del Internet, fueron testigos de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, y vivieron la gran crisis de 2008 cuando muchos comenzaban su vida laboral.

La generación Z

Ahora, comienza la influencia de una nueva generación de jóvenes que crecieron en un mundo plenamente conectado (1997 a 2012). Las redes sociales, el Internet inalámbrico, la televisión y las películas a libre demanda, y las multiplicidad de aparatos para conectarse a esta inmensa red. Esta nueva generación, la generación Z, es la primera generación en la historia plenamente “conectada”.

Aún se desconoce el impacto que tendrá en esta generación el nacer y crecer rodeados de aparatos. Se señalan ciertas virtudes, como puede ser un espíritu más emprendedor, la capacidad para hacer muchas tareas a la vez, y el manejar la tecnología de forma innata. Pero también se empiezan a notar problemas profundos. La dispersión, la irreverencia, la falta de concentración, y la dificultad para leer y entender textos largos y complejos.

La necesidad de rapidez e inmediatez, rasgos que ya presentaban los millennials, se profundizan. Esta percepción y asimilación acelerada del tiempo permite procesos de adaptación relativamente dinámicos, pero impide el desarrollo de rasgos profundos de la personalidad como la paciencia, la contemplación, la reflexión y la humildad, que requieren lentitud y silencio para su aprehensión.

Tecnología y arte

En este contexto, la generación Z y los que cohabitamos este planeta con la generación Z, tenemos las responsabilidad –y la urgencia– de comprender el papel de la tecnología en nuestras vidas. Son evidentes las ventajas de un mundo cada vez más tecnológico, pero el abuso de la tecnología amenaza el corazón y el alma de la humanidad.

La técnica no puede suplir al arte en nuestra apreciación del mundo. La belleza ha sido lo único que ha salvado a la humanidad en sus periodos más negros. El horror de los regímenes totalitarios del siglo XX no se podría asimilar sin la prosa de Imre Kertész, el pensamiento de Edith Stein y Hannah Arendt, la pintura de Chagall, o las premoniciones de Franz Kafka.

Pero la belleza, como la reflexión, requiere de un proceso largo de penetración en el alma, en la calma serena del encuentro con la otredad. En la rapidez y la inmediatez, en el abuso de la tecnología que podría distinguir a la generación Z, no puede sobrevivir la belleza. Se pierde como un recuerdo olvidado, como una noche de fiebre, como la última oportunidad de ser.

Tags:
jovenesmillennialstendencias
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.