Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa abraza a madre del jesuita Dall’Oglio secuestrado en Siria

Comparte

El encuentro definido “particularmente cordial” tuvo lugar en Santa Marta, en el Vaticano

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El papa Francisco ha recibido en audiencia privada a los familiares del jesuita, padre Paolo Dall’Oglio, quien desapareció en Raqqa, Siria, hace casi seis años, mientras mediaba la liberación de un grupo de manifestantes en cautiverio en manos del ISIS. El encuentro definido “particularmente cordial” tuvo lugar en Santa Marta, en el Vaticano, este miércoles 30 de enero de 2019. 

El Obispo de Roma abrazó a la madre del sacerdote y recibió también a cuatro hermanas y un hermano de su correligionario jesuita. 

La audiencia privada “representa un gesto de afecto y cercanía por parte del Santo Padre hacia la familia del jesuita secuestrado en Siria en Julio de 2013”, informó el director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, respondiendo a las preguntas de algunos periodistas.

Francisco ya se había encontrado durante su primer año de pontificado con la familia del padre Dall’Oglio en Roma. La curia de los jesuitas informó que el 31 de julio de 2014, el Pontífice, de manera “improvisada”, visitó la sede internacional de los jesuitas en Roma durante la fiesta de san Ignacio.

En ese “almuerzo” fuera del programa oficial, en el que también se encontraban los familiares del misionero (siete hermanos), el Papa expresó su “preocupación y solidaridad por el correligionario secuestrado” de quien “no se tienen noticias ciertas”.

En efecto, la Santa Sede ha mantenido un silencio prudente alrededor del caso de padre Paolo Dall’Oglio, misionero secuestrado el 29 de julio de 2013 en Raqqa (Siria), ciudad que ha sido asediada y tomada por el autoproclamado Estado islámico.

En más de una ocasión, el Papa ha manifestado su preocupación y afecto por el sufrimiento que padecen los familiares del sacerdote y de otros pastores secuestrados en Oriente Medio. 

El Pontífice había pedido la liberación del misionero jesuita el domingo 26 de julio 2015, después de finalizar la oración mariana del Ángelus en la plaza de San Pedro, y recordó a los obispos ortodoxos raptados en Siria. 

En abril de 2017, durante la celebración conmemorativa de los “Nuevos Mártires” de los siglos XX y XXI, por voluntad del Papa se rezó también por los Obispos Mar Gregorios Ihrahim y Paul Yazigi, así como por el Padre Dall’Oglio, por una pronta liberación. 

Padre Dall’Oglio, 64 años, de Roma, ha pasado la mitad de su vida en Siria, en Deir Mar Musa al-Habachi, donde ha fundado una comunidad monástica a favor del diálogo interreligioso.

En junio 2012, el sacerdote fue expulsado por el gobierno de Bashar al-Assad por haberse encontrado con los miembros de la oposición y criticado las acciones del régimen en la guerra siria.

Así es la vida de los perseguidos en Siria (Imágenes):

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.