Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 22 abril |
Santos Sotero y Cayo, papas
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

10 alimentos que no deberían consumir los menores de un año

shutterstock_784812148.jpg

Oksana Kuzmina | Shutterstock

María Eugenia Brun - publicado el 28/01/19 - actualizado el 21/12/23

Cuando se comienza con la alimentación complementaria (introducción de alimentos además de la leche materna o de fórmula) surgen dudas, aparecen distintas opiniones y como padres buscamos hacerlo de la mejor manera posible

Lo primero y fundamental: debemos empezar, poco a poco, a incorporar nuevos alimentos en la dieta del niño. Es importante respetar su ritmo -que no es el mismo en todos los niños- para probar y saborear, aunque seguramente rechace todo en un principio.

Es ahí donde comenzamos a enseñar, es un momento de aprendizaje, por lo tanto, debemos insistir, sin forzar, varias veces con un mismo alimento hasta que se familiarice con él.

Es muy cierto el dicho popular “a comer se aprende”, cada alimento debe introducirse con naturalidad y paciencia, dedicando un tiempo especialmente para ello.

Pero además de encontrar las respuestas sobre lo que debemos dar de comer a nuestros niños, la cantidad de alimento y su consistencia, es importante aclarar este tema que genera tanta confusión entre los padres: los alimentos que es mejor evitar y el porqué de esta recomendación nutricional.

shutterstock_2306886475.jpg

Alimentos desaconsejados antes del año del bebé

1
Sal

No la necesitan. Por lo que -al menos hasta los 12 meses- se debe evitar porque podría afectar sus riñones. Después del primer año se puede incluir en pequeñas cantidades, optando por la sal yodada.

2
Azúcar

Lo mismo sucede con el azúcar y aquellos alimentos azucarados como refrescos o jugos: no lo necesitan. Cuando queramos darle algo “dulce” podemos elegir frutas trituradas o agregarle un poco de leche materna a los purés o preparaciones.

3
Miel

Se desaconseja su uso en niños pequeños principalmente porque la miel puede contener bacterias capaces de producir toxinas en el intestino del bebé, produciendo en consecuencia la enfermedad de botulismo. Por otro lado, al tener un porcentaje elevado de azúcar facilita el desarrollo de caries dentales.

4
Ultraprocesados

Muchas veces pensamos “pobrecito… quiere comer mis papitas o galletas” o “si prueba no pasa nada” y, lamentablemente, no es así. No debemos darle alimentos ultraprocesados (galletas, bolletería, papas chips) a nuestros bebés. No son sanos ni les hace bien porque contienen altísimas cantidades de sal, azúcar y grasas para nada saludables.

5
Infusiones

Té, café ni bebidas alcohólicas. Estas bebidas contienen sustancias como el alcohol, la cafeína o la teína que pueden ser peligrosas para la salud del bebé.

6
Alimentos desnatados o bajos en grasa

dairy products

Los bebés necesitan alimentos con calorías, grasas buenas para su desarrollo. No hay necesidad de elegir una leche sin o con menos grasa para bajar calorías como se puede aconsejar en un adulto. Por lo tanto, al momento de elegir leche, yogur o queso que sea enteros, y no en sustitución de la leche materna, o artificial.  

Ahora bien, existen algunos alimentos con los que debemos tener especial cuidado porque pueden provocar que el niño se ahogue:

7
Frutos secos enteros

Desaconsejado en menores de 5 años por la posibilidad de causar atragantamientos. A pesar de ser un alimento saludable, entre otras cosas por sus grasas de buena calidad, se debe prestar especial atención a estos alimentos y no ofrecerlos enteros ni disecados (pasas, arándanos). Del mismo modo sucede con cualquier alimento duro o redondeado: aceitunas, uvas, salchichas, caramelos; o fruta y verdura dura sin cocer, como la zanahoria, apio, manzana, maíz.

Algunos alimentos presentan toxicidad, por esta razón es importante evitarlos durante los primeros años vida:

8
Pescados y mariscos

Pescados como el pez espada, tiburón, lucio o atún rojo presentan un contenido alto de mercurio que puede llegar a afectar su sistema nervioso, por lo que se no aconseja su consumo en bebés y en menores de 3 años.

Con respecto a los mariscos, tampoco se recomiendan crustáceos tipo cangrejo o la cabeza de cualquier crustáceo (gambas, langostinos o cigalas) porque presentan niveles altos de cadmio otro metal pesado, que tiende a acumularse en el hígado y en el riñón, y una ingesta alta puede ocasionar disfunción renal, entre otros.

9
Alimentos crudos o poco cocidos

El mismo modo que no se aconseja el consumo de pescado, huevos o carnes crudas en adultos, mucho menos en bebés y niños porque pueden generar toxiinfecciones graves.

10
Vegetales de hoja verde

Como espinacas o acelgas. Se aconseja incluirlas hasta el año de edad y, en caso de hacerlo, el contenido de dichas verduras no debe ser mayor del 20% del contenido total del plato. A partir del año hasta los 3 años, la ración de espinacas o acelgas al día no debe ser más de una.

Lo que sucede con estas verduras es que contienen nitratos (sustancias que se encuentran de forma natural en estos vegetales y que en nuestro organismo se transforman en nitritos). Un consumo elevado de ellos en bebés o niños pequeños, pueden originar una enfermedad -que podría ser grave- llamada metahemoglobinemia: el bebé podría ponerse azul (cianótico) debido a la falta de oxígeno en la sangre.

En conclusión, la introducción de alimentos en la etapa de alimentación complementaria debe ser de forma gradual, por grupos, y uno a uno por vez para detectar alguna eventual alergia en caso de que se presentase.

Tags:
alimentaciónbebénutricion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.