Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El papa Francisco: Los jóvenes no son el futuro, son el ahora de Dios

Comparte

Viaje Apostólico a Panamá. Misa de conclusión de la JMJ 2019

“No queremos ofrecerles a ustedes un futuro de laboratorio”, dijo el papa Francisco quien ofició, este domingo 27 de enero 2019, la misa de clausura de XXXIV Jornada Mundial de la Juventud, a la que asistieron miles de jóvenes de todo el mundo y tras la cual anunciará cual será la ciudad que acogerá el próximo encuentro mundial de la juventud católica en el año 2022. 

Durante la homilía, en Misa para la JMJ, en el Campo San Juan Pablo II, ubicado en la zona conocida como Metro Park, invitó a los jóvenes pelear por sus propios espacios y no esperar a la lotería de la vida. 

Porque ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro sino el ahora de Dios. Él los convoca y los llama en sus comunidades y ciudades a ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó”.

Delante a 600.000 personas, Francisco instó a los jóvenes a no ser pasivos, porque – sostuvo – los espacios no llegan como ganar una lotería, sino que hay que buscar y luchar. 

“Ustedes jóvenes deben pelear por su espacio hoy. Porque la vida es hoy. Nadie te puede prometer un día del mañana. Tu vida es hoy. Tu jugarte es hoy, tu espacio es hoy. ¿Cómo estas respondiendo a esto?”

No mañana sino ahora, porque allí donde esté su tesoro allí estará también su corazón (cf. Mt 6,21); y aquello que los enamore conquistará no solo vuestra imaginación, sino que lo afectará todo”, constató.  

Francisco tuvo palabras motivadoras y prácticas para los jóvenes de los cinco continentes reunidos en la JMJ, les animó a vivir hoy, en el presente, el cambio que buscan para su vida.“

“Es el ahora de Dios que con Jesús se hace presente, se hace rostro, carne, amor de misericordia que no espera situaciones ideales o perfectas para su manifestación, ni acepta excusas para su realización”. 

En su homilía, alzó la voz para indicar que la Iglesia no quiere ofrecerles a un futuro de laboratorio. En medio a una fiesta de la fe, expresó que la Iglesia no ofrece una “ficción” de alegría. 

“Así los “tranquilizamos” y adormecemos para que no hagan ruido, para que no se pregunten ni pregunten, para que no se cuestionen ni cuestionen; y en ese “mientras tanto” sus sueños pierden vuelo, comienzan a dormirse y se vuelven “ensoñamientos” rastreros, pequeños y tristes tan solo porque consideramos o consideran que todavía no es su ahora; que son demasiado jóvenes para involucrarse en soñar y trabajar el mañana”. 

El Pontífice como hizo en la Vigilia de oración, propuso a los jóvenes el ejemplo de María, la joven fuerte, que dijo sí a Dios. De hecho, la misa tuvo como tema: “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38). 

“Ella no solo creyó en Dios y en sus promesas como algo posible, le creyó a Dios y se animó a decir “sí” para participar en este ahora del Señor. Sintió que tenía una misión, se enamoró y eso lo decidió todo”. 

A los jóvenes hizo un llamado para que busquen el amor que es “concreto, cercano, real; es alegría festiva que nace al optar y participar en la pesca milagrosa de la esperanza y la caridad, la solidaridad y la fraternidad frente a tanta mirada paralizada y paralizante por los miedos y la exclusión, la especulación y la manipulación”.  

Por ultimo, en su homilía, les preguntó: ¿Quieren vivir la concreción de su amor? Que vuestro “sí” siga siendo la puerta de ingreso para que el Espíritu Santo nos regale un nuevo Pentecostés al mundo y a la Iglesia”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.