Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

A dos minutos para la media noche

Comparte

Cada año, por el mes de enero, un grupo de científicos y académicos, incluidos 15 premios Nobel , fijan la hora y los minutos que nos faltan, como humanidad, para el Apocalipsis

En inglés, se llama el Doomsday Clock, el Reloj del Día del Juicio Final. La media noche simbólica representa el momento en el cual la estupidez humana ha logrado su cometido; erradicar la vida del planeta Tierra.

Los miembros que integran la Junta del Boletín de Ciencia y Seguridad de los Científicos Atómicos dieron su veredicto. Al cierre de 2018, el reloj marca las 23:58. La buena noticia es que es la misma hora que el año pasado (2017). La mala es que representa la hora más cercana a colapso total a la que ha llegado la humanidad (junto con 1953).

El factor nuclear

Las manecillas del Reloj del Día del Juicio representan, inexorablemente, la falta de conciencia de los líderes mundiales con respecto a la fragilidad de la vida en la Casa Común. Los dos factores que alimentan la cercanía del reloj al Apocalipsis son el cambio climático y el armamento nuclear.

Según el Boletín, “en el ámbito nuclear, Estados Unidos abandonó el acuerdo nuclear con Irán y anunció que se retiraría del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) , pasos graves hacia un
desmantelamiento completo del proceso de control de armas global”.

Cierto que el acuerdo con Irán “no es perfecto, pero sirve a los intereses de la comunidad internacional para frenar la propagación de las armas nucleares”, remarcó el Boletín 2018.

El factor climático

En cuanto al cambio climático, “las emisiones globales de dióxido de carbono, que parecían haberse estancado a principios de esta década, se reanudaron en 2017 y 2018″, dijo el Boletín. “Para detener los peores efectos del cambio climático, los países del mundo deben reducir a cero las emisiones netas mundiales de dióxido de carbono mucho antes de que finalice el siglo”, añadió.

Los científicos criticaron el anuncio del presidente Donald Trump de retirarse del Acuerdo Climático de París 2015 , al que consideran el principal acuerdo global para abordar el cambio climático al que ha llegado el mundo.

La historia del Doomsday Clock inició en la década 1940-1950. No siempre ha sido tan alarmante como en los dos últimos años. En 1991, por ejemplo, las manecillas del reloj marcaban las 23:43. Solamente ha estado similar a la hora actual cuando en 1953, Estados Unidos y la Unión Soviética estaban en una carrera de armamentos nucleares y en plena Guerra Fría.

Ausencia nuestra

En el comunicado de este año, Rachel Bronson, presidente del Boletín declaró: “Es urgente que, colectivamente, pongamos el trabajo necesario para producir un retroceso en el Reloj del Día del Juicio 2019. Participa, involúcrate y ayuda a crear el futuro. El tiempo es ahora”.

En efecto, el tiempo es ahora: ya no será posible la vida en este hermoso planeta si dejamos que los políticos diriman sus escaramuzas personales, sus complejos y su mediocridad, a costa de nosotros.

Hasta el momento lo hemos hecho. Y por eso estamos tan cerca del cataclismo.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.