Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Celebrar a San Sebastián en las Ovejas, Neuquén

NEUQUEN
Comparte

El patrón de los pastores trashumantes de ovejas

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

De entre los festejos por San Sebastián que en todo el mundo se celebran por estos días, en tierras argentinas se destaca San Sebastián en Las Ovejas, Neuquén. Es que el santo, mártir del siglo III, y a cuyo patronazgo se encomiendan centenares de comunidades, situaciones y profesiones, es patrono además de los crianceros, como se le conoce por estas tierras patagónicas a los pastores trashumantes de ovejas. Y en este pequeño pueblo patagónico, que quintuplica su población para estos días, se lo celebra muy en grande.

Las jornadas comenzaron con la celebración de la Novena, como es habitual, con la colaboración de todo el pueblo. No es sólo una fiesta de la Iglesia local: el municipio y todos los vecinos se vuelcan de lleno para celebrar al santo, para alojar a los miles de peregrinos que arriban esos días de oración, pero también de encuentro, de fraternidad, de generosidad, de fiesta.

Durante estos días, de casas abiertas, se celebran múltiples sacramentos, se renuevan promesas matrimoniales, se reza por los enfermos, por el trabajo, por los niños, con los que se celebra el “San Sebastiancito” … También se peregrina, se pide, se ofrece.

El sábado partirá temprano desde Andacollo, a unos 40 kilómetros, una multitudinaria cabalgata que será recibida en el santuario por la tarde. Se trata de una tradicional peregrinación por una ruta de montaña, bordeando arroyos y ríos, tierra de crianceros, tierra de San Sebastián.

Tras su arribo, se celebrará la Misa de la vigilia de la Fiesta y la velación, tradicional procesión con velas que incluye el caminar descalzo de varios devotos

El 20, tras el temprano desayuno, se retira la imagen original del templo en el que se la conserva y se traslada en andas hasta la gruta, a unos tres kilómetros de Las Ovejas. Desde allí, en procesión, se regresa a la Capilla, donde tras la Misa, y entre bailes y cantos se invita al tradicional asado de San Sebastián, absolutamente gratuito para todos, preparado con animales generosamente donados por los devotos.

Ya en la década del 40 se sabe que en estos pagos se le tenía mucha devoción a San Sebastián, y todos los eneros, los lugareños acudían a Yumbel, localidad chilena con la que comerciaban frecuentemente y en la que ya se lo celebraba con solemnidad.

De hecho, como hemos escrito ya en Aleteia, hay rastros de la devoción a San Sebastián en Yumbel desde el siglo XVII. Es de esa tradición chilena que los crianceros patagónicos de estos pagos adoptaron el patronazgo del San Sebastián.

Pero en 1945, con inconvenientes en las fronteras, sin poder cruzar la Cordillera de los Andes, ¿adónde peregrinarían para agradecer y pedir el 20 de enero, para cumplir con las mandas?

El incansable misionero salesiano Marcelo Gardin junto con la población local erigió una capilla, la encomendó a San Sebastián, y se las ingenió para ingresar de contrabando una imagen encargada en Yumbel, que arribó a Las Ovejas intacta, con excepción de un dedo quebrado. Es la misma imagen que hoy, más de 70 años después, saldrá en procesión en la tradicional y colorida fiesta de San Sebastián en Las Ovejas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.