¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo encontrar una buena niñera?

PARENTING
Ekaterina Pokrovsky - Shutterstock
Comparte

Durante unas horas del día, dejas a tus hijos en manos de otra persona. ¿Es de confianza? ¿La conoces suficientemente?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Para la buena organización familiar, se hace necesario a veces acudir a una persona de confianza que pueda cuidar de los niños unas horas al día, a tiempo parcial, un fin de semana o en ciertas épocas del año. A veces es fácil conseguir que los abuelos ayuden con su tiempo porque viven cerca de nuestra casa o porque disponen de tiempo para suplirnos cuando se necesita. Pero no siempre es así.

La distancia o sencillamente la imposibilidad de encajar horarios hacen que muchas veces sea imposible contar con la colaboración de los abuelos o de algún otro familiar.

La opción de contratar los servicios de una niñera, o de una canguro como se dice en España, se ha extendido en los últimos años, sobre todo con la entrada de la mujer en el mercado laboral. Hace falta que alguien se haga cargo de los pequeños en casa cuando se acaban los permisos de maternidad y paternidad y todavía son pequeños para ir a la guardería. Así que es habitual recibir mensajes por WhatsApp de alguien que está buscando una niñera o que recomiende a quien estuvo en su hogar trabajando como cuidadora de niños. Se trata de un trabajo que muchas veces se combina con el servicio de limpieza pues las necesidades de una familia con niños en casa son muchas.

Pero teniendo en cuenta que hablamos de dejar a nuestros hijos en manos de otras personas, tomaremos medidas para asegurarnos de que la candidata reúne las condiciones imprescindibles y, sobre todo, es de confianza. Algunas ideas para empezar:

1. Una niñera ha de ser educada. Ten en cuenta que los niños son como esponjas: absorben todo lo que ven a su alrededor. Por eso conviene fijarse en su vocabulario, en la forma de trataros (a los padres), en las respuestas al teléfono y al timbre de la puerta.

2. Debéis estar de acuerdo en los valores que deseáis transmitir a los pequeños. No solo es bueno que los respete sino que los comparta y los viva, porque será ejemplo para los pequeños. Valorad cómo vive la obediencia, el respeto a la autoridad, la generosidad, la valentía, la sinceridad, la lealtad…

3. Valorad mucho si tiene experiencia como cuidadora de niños. Es un grado, como se dice popularmente, porque así sabrá manejarse en situaciones sorpresa pues ya se encontró con algunas en otros trabajos de cuidado de niños. Es importante que tenga nociones de primeros auxilios por si hay algún accidente en casa. Es importante que sepa cómo debe actuar con los niños si hay que darles la comida, cambiarles un pañal o ayudarles a hacer las tareas escolares.

Si no ha sido niñera podéis tener en cuenta otros trabajos. También es como para tener en cuenta si la canguro pertenece a una familia numerosa, porque haber crecido entre hermanos da práctica.

4. Es muy positivo que la niñera tenga estudios relacionados con la educación o la salud. Si los niños necesitan una atención especial por tener una enfermedad o una discapacidad, será especialmente importante que ella está cualificada para esta atención mediante estudios de Enfermería, Logopedia, Medicina, Educación Especial, Magisterio…

5. Es importante que sea una persona alegre, afectuosa, cariñosa y amorosa. Que los niños puedan disfrutar de un ambiente feliz cuando ella es quien está al frente de vuestro hogar.

6. Que sea una persona responsable. Que cumpla con la puntualidad, con su horario. Que proteja a los niños, sea prudente y vele por ellos en la calle y en casa. Que esté pendiente de cada niño.

7. Que se adapte a lo que tu familia necesita: a vuestros horarios y al tipo de trabajo que se necesita que haga.

8. Al mismo tiempo, que sepa dejar claro qué es lo que espera del trabajo como niñera: el salario, la flexibilidad horaria… A veces es suficiente con un acuerdo verbal, pero es recomendable ponerlo por escrito.

Aquí puedes ver la galería fotográfica con estas ideas.

Quién me puede ayudar a encontrar la mejor niñera

  1. En la familia es posible que antes que tú otros hayan necesitado una niñera y te puedan facilitar su nombre.
  2. En el colegio de tus hijos, otros padres seguramente viven situaciones parecidas y quizás gracias a ellos puedas encontrar una niñera con disponibilidad horaria para tu casa también.
  3. Los vecinos de la escalera o del barrio. En cada zona de la ciudad suele haber siempre chicas jóvenes que hacen compatibles el estudio y el trabajo. Lo mejor es si te pueden dar buenas referencias, antes que entre en casa y se haga cargo de los niños.
  4. En las guarderías suelen disponer de información sobre canguros o jóvenes con interés por trabajar con niños.
  5. En la parroquia suelen recibir ofrecimientos de personas para cuidar enfermos o niños. Quizás podrán darte referencias de experiencias similares.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.