¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La trata de seres humanos continúa en aumento, y en cinco años ha aumentado un 66 por ciento

SLAVERY
Shutterstock-narikan
Comparte

La ONU denuncia la trata de personas con fines sexuales, de trabajo o de tráfico de órganos en el mundo

La trata de personas en el mundo no hace más que aumentar, especialmente en América, Oriente Medio y Asia. En 2016 se detectaron cerca de 25.000 casos de trata, 10.000 más que en 2011, es decir un aumento del 66,66 por ciento. Lo afirma un documento de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) titulado “Informe mundial sobre la trata de personas, hecho público el lunes 7 de enero en Viena. El documento asegura que los datos recogidos no supone el total de trata de personas en el mundo, pues son muchos más los casos desconocidos.

Según el documento, el 23 por ciento de la trata son niños y un 70 por ciento son mujeres y niñas. Del total de casos, un 59 por ciento son con fines de explotación sexual. El dato escalofriante es que el número total de condenas por estos delitos es bajo, dice el documento, porque “los traficantes apenas corren el riesgo de ser procesados por la justicia”, y sus actos criminales pasan impunes.

La ONUDC cita que miles de niñas y mujeres de la minoría yizadí son raptadas en Irak por el Estado Islámico, como Nadia Murad, una muchacha que era explotada sexualmente que consiguió huir del Estado Islámico y ganadora del Premio Nobel de la Paz de 2018, por su activismo contra la trata sexual. Esta trata se da a menudo donde hay conflictos bélicos y entregan a sus víctimas a los soldados o a los grupos armados.

Decíamos que el principal objetivo de la trata es la esclavitud sexual. El segundo objetivo es el trabajo forzado, que supone más de un 30 por ciento de la trata, la mayoría en África subsahariana y Oriente Medio.

El tercero es el tráfico de órganos, que entre 2014 y 2017 se registraron 100 casos, en los que las mafias daban dinero o promesas falsas de llevarles a países o “lugares más seguros” a cambio de sus órganos (riñones, ojos, pulmón, etc). En determinados casos se ha registrado la complicidad de médicos y “profesionales de la salud, recurriendo a prácticas corruptas y fraudulentas”, dice el documento de la ONU. No faltan prácticas de matrimonios forzados, en especial en mujeres del sudeste asiático.

Muchas de las víctimas de la trata son captadas por las mafias en los campos de refugiados, o en zonas depauperadas o en lugares de conflicto, donde abundan la miseria, la inseguridad, la migración forzosa y las rupturas familiares.

Ante esta situación, realmente dramática, la ONU pide reforzar la cooperación internacional entre los estados para erradicar esta lacra que golpea los más elementales derechos humanos y que afecta a los más débiles frente a personas sin escrúpulos y sin humanidad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.