¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tintín, 90 años, sigue uniendo a las generaciones

ALAIN KLEAN / ALETEIA
Comparte

El infatigable trotamundos belga celebra este año su 90 aniversario y continúa seduciendo a la juventud actual sin perder su legendario tupé y su generosa alma. Nos adentramos en el mundo del cómic, punto de encuentro de jóvenes y no tan jóvenes

Hace 90 años, el 10 de enero de 1929, apareció por primera vez Les Aventures de Tintin en Le Petit Vingtième, un suplemento semanal para niños en el diario católico belga Le Vingtième Siècle. En su primerísimo caso, Tintín y Milú tomaron el tren con dirección a Moscú, al país de los soviets. La misión del joven e intrépido reportero: mantener a los jóvenes lectores de Le Petit Vingtième al corriente de los acontecimientos que tenían lugar en la Unión Soviética.

Así nació un héroe conocido ya en el mundo entero, a quien siguieron y siguen lectores de los 7 a los 77 años, y así comenzó una gigantesca aventura desarrollada a lo largo de 24 álbumes.

Una de cada dos familias tiene un cómic de Tintín

Con más de 230 millones de ejemplares vendidos por el mundo entero desde 1928, Las aventuras de Tintín, traducidas a más de 100 idiomas, no han dejado de conquistar los corazones de lectores de todo tipo durante generaciones. En 1999, los lectores de Le Monde clasificaron El loto azul en decimoctava posición entre los libros que marcaron el siglo XX. Tintín compartía así lista junto a Aldous Huxley, Solzhenitsyn y Ana Frank. Otra prueba del cariño particular hacia el joven reportero es que una de cada dos familias en Francia posee al menos un álbum de Tintín en su biblioteca, según el sitio web oficial de esta historieta belga.

Un humor al alcance de todos. Esta es sin duda una de las razones por las que todas las generaciones disfrutan con la lectura de Tintín. Ya sea por las bromas del profesor Tornasol, las torpezas de Hernández y Fernández o por el temperamental y extravagante carácter del capitán Haddock, no faltan ocasiones para reír con cada ingeniosa viñeta y deleitarse con las fascinantes historias.

Y no podemos dejar de recordar los célebres insultos característicos del Capitán, que cautivan la vista y el oído por su misteriosa sonoridad y sus inusuales asociaciones. Podemos citar, por ejemplo: anacoluto, arlequín, bachi-buzuk, ectoplasma, analfabeto diplomado, cretino de los Alpes, marinero de agua dulce, sajú, beduino interplanetario… Muchísimas expresiones que fascinan a tintinófilos de todas las edades.

Un héroe de corazón puro

Los lamas tibetanos apodaron al joven reportero “corazón puro” en el cómic de Tintín en el Tíbet. Una expresión que describe perfectamente el alma y el carácter del personaje, que nunca vacila un segundo en correr en auxilio de sus amigos. Un hombre de valor, podríamos añadir, que agrupa tras de sí a personas de todos los contextos gracias a los principios de bondad y de justicia que transmite.

Hergé confirmó la virtud de su héroe no como un superhombre que salva el planeta al estilo de los héroes estadounidenses, sino como defensor de las víctimas de la injusticia que encuentra allá donde le llevan sus pasos.

“Tintín no lucha por la felicidad de todas las personas, sino cada vez que los azares de sus aventuras le ponen en presencia de una persona víctima de la miseria, de la injusticia, de la violencia, es por esa persona en concreto por la que Tintín toma partido”. Al identificarse con el personaje, los lectores se ven animados a tomar el mismo bando que Tintín, a alegrarse juntos por la victoria de “los buenos” contra “los malos”.

Descubriendo un mundo apasionante

Las aventuras de Tintín son también una oportunidad para una auténtica iniciación a la geografía y al descubrimiento del mundo. Sus múltiples viajes por todo el globo y hasta la mismísima Luna llevan al lector a tomar consciencia del mundo que le rodea.

Desde las arenas del Sáhara a los glaciares del Himalaya pasando por los bosques de la Amazonía y las tierras de Escocia, las viñetas de Hergé abundan en detalles y abren una ventana a un mundo apasionante. Invitan así a la reflexión y al debate y contribuyen al nacimiento en el espíritu del lector de un sentimiento de pertenencia a este vasto mundo, lleno de misterios y de sorpresas. Un sentimiento que, una vez más, unifica y hermana a lectores a través de generaciones.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.