¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 consejos para sacar a tus hijos de su zona de confort

PARENTING
Iakov Filimonov - Shutterstock
Comparte

Para crecer y madurar es necesario afrontar retos complicados

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

A todos nos gusta nuestra zona de confort: es ese lugar en el que nos sentimos cómodos y seguros, es el sitio donde no tenemos que arriesgar mucho y las posibilidades de fracaso son muy bajas. Pero también hemos experimentado el gozo de conquistar algún miedo, de lograr algo que nos ha costado o de descubrir que somos capaces de lograr algo que nunca hubiésemos imaginado.

La crianza moderna utiliza mucho la zona de confort. Muchas de sus recomendaciones van siempre en favor de que el niño se sienta siempre cómodo y seguro, que sus fracasos sean pocos y que no se sienta impulsado a hacer algo que no quiere. Este tipo de crianza, aunque se realiza con buena intención, priva a nuestros hijos de enfrentarse a situaciones o experiencias que los hacen crecer y los preparan para la vida adulta. 

No es cuestión de ser masoquistas, o de estar siempre buscando que nuestros hijos estén incómodos, pero si los padres no animamos a los hijos a salir de aquella posición que les resulta familiar, de aquello que les gusta o saben hacer, no podremos descubrir con ellos tantas opciones que la vida les presenta para crecer y madurar.

En esta galería, varios consejos para sacar a tus hijos de esa zona de confort:

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.