Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lo mejor del venezolano: Pisca andina, arepas y su buen humor

PISCA ANDINA
Andrey Starostin - Shutterstock
Comparte

Para “graduarse de andino” es fundamental haber disfrutado una pisca, un plato típico valorado por los más finos paladares. Hasta el ahora Secretario de Estado de la Santa Sede confirma que ese caldo y las arepas forman parte de los mejores sabores del planeta

Cilantro fresco, un toque de cebollín, cebolla, sal y leche forman la base del caldo en el que se hierve un huevo y al que se le acompaña con arepa asada y galletas de soda. Hay quienes le agregan queso, que se derrite rápidamente dándole un toque estupendo. Un plato sencillo que recoge los grandes sabores de las montañas andinas en Venezuela.

Platos típicos de la mesa criolla incluyen el pan con aguamiel, que se obtiene de hervir un poco de panela, y en algunos casos se utiliza como base para hacer el también tradicional y apreciado café, el cual en ocasiones se mezcla con leche.

Hay distintas versiones de la pisca, desde la más sencilla, que se hace únicamente como un caldo de papas con huevo, hasta la que lleva leche y a la que se le agrega pan. Si se le incorpora pollo, y al menos un par adicional de variedades de papa y maíz tierno, junto con el toque picante de la pimienta, se convertirá en el ajiaco, tan valorado en las tierras colombianas.

Sopa de pan

Está también la sabrosísima sopa de pan. Se hace con un par de cucharadas de aceite, 1 papa, 2 o 3 ajos, que habrán de ser triturados con sal en un pilón; al menos dos huevos y unos panes pequeños, que pueden ser tostados; agua, sal y pimienta.

Tras pelar la papa, esta se pone en una olla con agua y se deja hervir. Una vez cocida, se la tritura dentro de la olla y se agrega sal y pimienta. Se incorporan los trozos de pan junto con el aceite de oliva y los ajos machacados. Se le agregan los huevos y se cocina. Importante agregar queso en abundancia.

Cargado de aromas frescos que recuerdan las montañas de la cordillera andina, la pisca es uno de los platos más representativos y emblemáticos del occidente venezolano.

Y es que en toda la región andina es una tradición tomar ese caldo como parte del desayuno o la cena. El cilantro fresco le brinda una frescura única y complementa su sabor tan especial.

Dado que la región es de temperaturas templadas, es común que la gastronomía local apele a los platos calientes como estos caldos y el chocolate caliente, los cuales dan rápidamente unas valiosas calorías al cuerpo y dejan con muy buen humor a quienes la consumen.

Grandes siembras de papas y hortalizas

Además, en la zona abundan los grandes sembradíos de papas. Así como se legumbres y hortalizas que decoran los gélidos jardines de las colinas de Mérida, donde es común ver repollo y lechuga, cerca de gigantes y hermosas rosas de todos los colores.

El tachirense, el trujillano y el merideño se caracterizan por levantarse muy temprano, y su alimentación varía a medida que se acerca a los climas de páramo y de montaña que se pueden observar alrededor de toda la cordillera.

La pisca gusta porque brinda calor al cuerpo. Se acompaña además de arepas, uno de los platos más típicos de Venezuela. Y hay quienes le agregan queso ahumado y un toque de picante, que le da una variante a la sazón.

En las tres poblaciones se consigue sin dificultad en los mercados populares, donde la clave del sabor final la brinda el cilantro fresco que se le añade al final, cuando el plato humeante habrá de seducir al comenzar con un sugerente aroma andino.

Y aunque Venezuela pasa por un peculiar y tristemente célebre tiempo de crisis, con precios la mayoría de veces inalcanzables, este tradicional plato sigue dando motivos a los venezolanos para sonreír.

“La pisca andina es felicidad líquida”

“La pisca andina es el plato más representativos de los Andes venezolanos. En toda la región se acostumbra a tomar está sopa como parte del desayuno, que trae calor al cuerpo y elimina”, escribe @LasPanaderias.

De hecho, para @VeroWinterfield: “La pisca andina es todo lo bueno y bello que hay”. Mientras que @Odaalabirra la bendice y @caridibuja la bautiza como “el ramen de los gochos”. La usuaria @GonzalezEp es aún más contundente: “El 1 de enero se desayuna arepa con pernil y mayonesa o pisca andina #hedicho”.

@Gataloca va más lejos y afirma que: “La pizca andina es felicidad líquida”, “cálido goce” (@lamarquesina), pasión arrabalera (@steelyard57)… Y hasta @curiosa dice que este plato es sencillamente “amor”.

“Pisca andina para iniciar el año como corresponde”, señala por su parte @FreddyIsea, mientras @pperolita celebra que la mami de @melizagalindezbles haya preparado este plato en la primera semana de 2019.

“Lo mejor del venezolano…”

Lo cierto es que un venezolano no se puede graduar de andino sin haber probado este plato… Y lo defenderá durante su vida como la mayo delicia del paladar en cualquier lugar del planeta.

Durante su larga estadía en Venezuela, el entonces Nuncio Apostólico Pietro Parolin cuando se alistaba para asumir como Secretario de Estado Vaticano, dijo en una entrevista exclusiva a este servidor, que la maquinaria diplomática sería aceitada para ponerla al servicio de la paz. ¡Y cumplió!

En un tono informal de la conversación, que se extendió durante casi tres horas en la Nunciatura en Caracas, lanzó grandes elogios a la comida típica venezolana. No en vano, al responder ¿qué se lleva de Venezuela en las maletas?, contestó con una gran sonrisa: ¡Las arepas y el buen humor del venezolano!

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.