Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Falsas noticias de 2018: La muerte de Benedicto XVI, las salidas nocturnas de Francisco del Vaticano,…

POPE FRANCIS
Antoine Mekary | ALETEIA
Comparte

10 sugerencias para identificar la desinformación y no caer en trampas mientras usas las redes sociales en 2019

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La falsa noticia ha sido comparada por el papa Francisco al mal original representado por la serpiente, pues parte de medias verdades, de hechos más o menos verosímiles y luego toma la forma de una cola larga escamosa de desinformación. Así pasó cuando en marzo 2018 se hizo viral la afirmación el papa Francisco dice que el infierno no existe . 

Falsedad que creció como una bola de nieve hasta que el Vaticano tuvo que emitir un comunicado para reafirmar un dogma del Catolicismo: sí, hay infierno y el Papa no desconoce su existencia, al contrario.

La declaración oficial llegó después de un artículo publicado por el diario La Repubblica el pasado Jueves Santo, sin que Francisco diera ninguna entrevista a ese medio. 

Normalmente es desinformación diseñada para que produzca: curiosidad, temor, ansia o alarma. Se citan fuentes seudo oficiales, pero se omite la mayor parte de la información y se sustituye por una contra-narración que apoya teorías de la conspiración, posturas apocalípticas o desesperanzadas.

Otro ejemplo es la muerte anunciada de Benedicto XVI en más de una ocasión durante el año 2018. La oficina de prensa de la Santa Sede ha tenido que publicar en varios momentos fotos de la vida cotidiana del Papa emérito en los jardines del Vaticano para acabar con rumores sobre su estado de salud y condiciones.

Las falsas noticias en las redes sobrepasan fronteras y se expanden como fuego sobre gasolina regada. También comunican rabia contra el Papa, la Iglesia y la fe.

Precisamente, el hecho de ser compartidas en masa les da una supuesta credibilidad. Son virales y esto las sobrecarga de una especie de legitimidad. 

Hay desinformación que igualmente asume formas verosímiles o fantasiosas: El papa Francisco sale del Vaticano vestido de sacerdote a visitar a los sin techo en las noches.

En febrero 2018, la entonces vice-directora de la oficina de prensa de la Santa Sede, Paloma García Ovejero, desmintió la noticia publicada en un perfil falso a nombre del Pontífice.

Cabe recordar que la velocidad y la accesibilidad a Internet aumentan la posibilidad de compartir esa desinformación. Eso en realidad es un contra sentido, pues no deberían existir noticias cuyas fuentes no sean controladas.

De hecho, en un reciente estudio de la Comisión Europa, se recomienda de llamar a este fenómeno “desinformación”, y no “fake news”.

Al mismo tiempo, en ese reflejo pantanoso de la desinformación se leen en Internet titulares que claman la difícil convivencia en el Vaticano de Benedicto XVI y Francisco.

Por ello, el papa emérito ha roto su silencio en 2018 en contadas ocasiones, pero contundentes, para defender su libre decisión de renunciar al solio de Pedro, su fidelidad a papa Bergoglio y a la unidad eclesial.

En este contexto, el papa Francisco condena las narraciones que caen en el cotilleo. Pues, argumenta, la comunicación no es solo transmisión de noticias: es disponibilidad, enriquecimiento mutuo, relación. Se trata de una mala práctica que cada día socava la comunidad, sembrando envidia, celos y ansia de poder, ilustró. 

En el año 2018, Francisco renovó la invitación a “promover un periodismo de paz”, empeñado en indicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal. (Mensaje para la LII Jornada  Mundial de las Comunicaciones, 24 de enero de 2018).

En esta línea, proponemos algunas recomendaciones también para evitar caer en la desinformación consumiéndola y difundiéndola en este nuevo año 2019. A continuación, algunas sugerencias para identificar las noticias falsas, según Facebook y aplicable a otras redes sociales: 

1. No confiar en los títulos 

Las noticias falsas a menudo tienen títulos grandilocuentes escritos en mayúsculas, con un uso extensivo y uso de signos de exclamación. Si las afirmaciones contenidas en un título te parecen exageradas, probablemente sean falsas.

2. Observar bien el URL 

Un URL falso o muy similar a una fuente fidedigna (autorizada) podría indicar que una noticia es falsa. Muchas páginas de noticias falsas fingen ser sitios auténticos y efectúan cambios mínimos en el URL de estos sitios. Puedes acceder al sito para comparar el URL con el de la fuente confiable. 

3. Hacer más búsquedas sobre la fuente

Asegúrate de que la noticia sea escrita por una fuente de la que confiar y que tenga la reputación de que es confiable. Si la noticia procede de una organización que no conoces, controla la sección ‘informaciones’ de su Pagina para descubrir más. 

4. Prestar atención al formato 

En muchos sitios de noticias falsas, el diseño es extraño o el texto contiene errores de tipografía. Si ves que tiene estas características, lee la noticia con prudencia. 

5. Prestar atención a la foto 

Las noticias falsas a menudo contienen fotos y vídeos modificados o retocados. A veces, las imágenes podrán ser auténticas, pero puestas fuera de contexto. Puedes hacer una búsqueda de la imagen y la foto para verificar el origen. 

6. Verificar las fechas 

Las fechas de los acontecimientos en las noticias falsas podían ser erradas y su cronología podía no tener sentido. 

7. Comprobar fuentes y testimonios 

Controla las fuentes del autor para asegurarte que sean confiables. La falta de pruebas o la referencia a expertos sin nombre podría indicar que la noticia es falsa. 

8. Comprueba que otras fuentes hayan notificado la misma noticia

Si los mismos acontecimientos no son reportados por ninguna otra fuente, la noticia podría ser falsa. Si la noticia aparece en otras fuentes que consideras creíbles es más probable que sea verdadera.

9. La noticias podrían ser una broma 

A veces puede ser difícil distinguir las noticias falsas por las satíricas o escritas de forma divertida. Controlar si la fuente es conocida por sus parodias y si los detalles y el tono de la noticia revelan el objetivo humorístico. 

10. Algunas noticias son intencionalmente falsas 

Usa tus capacidades críticas cuando leas las noticias online y compártelas solo si no tienes dudas sobre su veracidad. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.