Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 25 septiembre |
San Cleofás
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo puedo esperar tanto sin desanimarme?

Waitress holding cup of coffee in cafe

Carlos Padilla Esteban - publicado el 04/01/19

Me han prometido el cielo y vivo en el lodo, pero hay una llave que abre a la esperanza

A veces en la vida hay que esperar mucho. ¿Cómo puedo esperar tanto sin desanimarme? Tengo esperanzas clavadas en el alma. Pero a menudo me desanimo. Dejo de confiar. Dejo de creer.

Me han prometido el cielo y vivo en el lodo. He soñado con las estrellas y no he alcanzado su destello de luz. Pierdo la esperanza. Quiero creer en las personas y me fallan.

Creo que la Navidad es una escuela en la esperanza. Todavía no he visto al Salvador y espero en él. Todavía no puedo irme a descansar porque no lo he tocado. Tengo que seguir en pie, alerta, esperando.

Leía el otro día: «Si no hay gratitud, la vida no se abre a la esperanza y se encierra en un presente que se repite, como una donación infinita de muchos pequeños instantes iguales todos ellos entre sí, instantes que huyen hacia el vacío».

La gratitud es la llave que me abre a la esperanza. Me ensancha el corazón. Me hace más paciente con lo que todavía no ha sucedido.

Necesito un corazón que agradezca la vida que tengo. Soñando con una plenitud que aún no alcanzo. Un corazón agradecido ante los míos. Ante mis hijos, mis padres, mis hermanos, mis amigos. Paciente en la espera sin querer que suceda lo imposible de golpe, inmediatamente.

La espera se hace firme cuando agradezco lo que ya poseo. Y espero lo que ha de venir con una sonrisa. Es la espera de un corazón que no vive estancado en la queja.

Quiero ser agradecido y feliz. Quiero un corazón que espere siempre algo nuevo. Que sueñe y desee. Quiero un corazón que viva deseando tocar el cielo y ver a Dios en la tierra. Quiero un corazón paciente. Un corazón grande, tierno y alegre.

Quiero tocar a Jesús. Necesito paciencia. Lucho por ello cada día. Sin perder el tiempo. Sin desesperarme. Sueño con Dios en mi alma, en mi tierra.

Tags:
esperanzapaciencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
5
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
6
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.