Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un cuento para explicar a los hijos los abusos sexuales

ABUSE
Shutterstock-271 EAK MOTO
Comparte

Antes de que queden expuestos al peligro y no lo sepan detectar, háblales tú.

“No te calles” es un cuento muy especial. No es un cuento de hadas. Es el modo que encontró Arturo Cavanna para explicar a sus hijos en qué consisten los abusos sexuales contra menores y cómo evitarlos.

La tarea no le resultó fácil pero la vio necesaria porque en su entorno familiar habían ocurrido ciertos hechos que hacían imprescindible hablar de ello en casa.

El resultado no solo sirvió para sus niños sino que la Fundación Edelvives decidió editarlo,  por el momento en español. la acogida ha sido muy positiva entre padres y profesores.

Cavanna se basa en un relato sencillo de los hechos protagonizado por dos niños -niña y niño- en el entorno en que suele producirse: la escuela, la calle o la casa, donde los niños se encuentran a veces solos ante las redes sociales  y, por lo tanto, expuestos a peligros.

Reprodução/Stolen Childhood

“Si no hablas de abuso  sexual con los niños, los dejas indefensos”, manifestó recientemente el autor al diario español ABC.

Cavanna pone en alerta a los mayores: “Crees que conoces a una persona, pero muchas veces no es así y es alguien de tu entorno”.

El libro, del que es coautora Menchu Cuesta, está elaborado siguiendo las premisas educativas que cualquier padre suscribiría: la inocencia de los niños, la igualdad, la voluntad de romper el tabú de sexo y al mismo tiempo hacerlo con la mayor delicadeza… Es preciso que sepan que, pase lo que pase, ellos no han de sentirse culpables y deben explicar qué les ocurrió aunque les dé vergüenza o les provoque inquietud.

Por si más de uno se pregunta si estamos exagerando, la respuesta es un rotundo “no” ya que un 20 por ciento de la población reconoce haber sufrido abusos, según cifras de Cavanna.

Aquí dispones del cuento en formato pdf: Descarga el cuento.

Y aquí dispones de la web donde aparece el cuento en movimiento: www.notecallescuentalo.org

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.