Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Increpar a Dios? El asombroso diario de Flannery O’Connor sale a la luz

FLANNERY O'CONNOR
Comparte

Una de sus obras más íntimas y profundas se publica en español

Existía en inglés, pero el lector español no había leído lo que la corrosiva y católica escritora del sur de los Estados Unidos, Flannery O’Connor, había dejado en su diario, en una serie de “cartas a Dios” que ante la irracionalidad de la fe de la que hablaban de sus colegas, ella quería saber si increpaba a Dios “para estar tranquila”.

“Oh Señor, hazme mística ya”, se lee por ejemplo en este breve volumen.

El diario es una perla escrita entre 1946 y 1947, o sea, cuando esta escritora enferma de lupus tenía sólo 20 años. Acababa de dejar su Savannah natal en el estado sureño de Georgia en los Estados Unidos y se había instalado en Iowa donde inicialmente fue a estudiar Periodismo pero finalmente se matriculó en un curso de “Escritura creativa”, lugar de creación literaria y de estímulos culturales que forjó su vida y su escritura.

El cuaderno es un testimonio de alguien que se dirige a Dios como interlocutor y que acepta las propias contradicciones. En el libro, editado en español por Ediciones Encuentro y en una serie dirigida por la estudiosa de su obra Guadalupe Arbona, se encuentro el facsímil del diario original.

El Diario de Oración (traducido por Isabel Berzal Ayuso y por la misma Gudalupe Arbona Abascal) se llama A Prayer Journal en su versión original. En una nota a la traducción española, las traductoras se percatan que “el tono cómico y cáustico que recorre sus obras tiene un motivo estructural: las distorsiones divinas”.

“Flannery O’Connor no es una ingenua ni una sentimental y tiene la lucidez para ver lo fácil que es hacer de lo bueno algo perverso”.

Autora de dos novelas y de 32 relatos cortos, O’Connor (1925-1964), nacida en el seno de una familia católica en un ambiente altamente protestante, vivió toda su vida rodeada de pavos reales, pájaros varios y de cuadernos, donde escribía.

Su padre murió cuando ella tenía 16 años, enfermo de lupus, una enfermedad que también heredó ella. Flannery O’Connor vivió en la casa familiar Andalusia prácticamente dedicada a escribir. Sus cuentos no son dulces ni fáciles, y su humor se ha tildado de grotesco, irónico, genial y sobretodo ingenioso.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.