Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Los ángeles hablan? ¿Qué lenguaje utilizan para comunicarse?

MUSICIAN ANGELS BY HANS MEMLING
Comparte

Algunas aclaraciones sobre la llamada "lengua de los ángeles"

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Los ángeles hablan y manifiestan sus pensamientos a los demás? Marcello Stanzione, en Pillole di saggezza sugli angeli (edizioni Segno) aclara algunos aspectos del lenguaje angélico.

Ante todo, hay que aclarar que, según varios testimonios llegados hasta nosotros, los ángeles hablan.

Hasta en el arte se ha mostrado:

De san Pablo a la Virgen

San Pablo se refiere a la “lengua de los ángeles”. De las Sagradas Escrituras deducimos que los ángeles hablan a los hombres cada vez que son enviados como mensajeros de Dios a este mundo. Los ejemplos son numerosos: el arcángel Rafael y Tobías, el arcángel Gabriel y san Zacarías, y la Virgen María; un ángel habló a san Pedro, etc.

El anuncio de Belén

Y después, el episodio más conocido que se nos ha transmitido por los Evangelios. En el nacimiento de Cristo, el mensajero celestial de alegría y de la buena noticia, un ángel del Señor, anunció el nacimiento del Salvador del mundo a algunos pastores en los campos alrededor de Belén.

En esta ocasión, “una multitud del ejército celestial” se escuchó cantar por primera vez himnos y alabar a Dios, diciendo: “Gloria a Dios en lo alto del cielo, y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad“.

Voces humanas y palabras mentales

La naturaleza del lenguaje angélico sigue siendo, con todo, poco conocida. Cuando los ángeles se aparecen a los hombres, hablan: 1) lenguaje humano, el lenguaje hablado por el destinatario. Se produce el sonido de la voz humana, y cuando la aparición angélica es sensible, tangible, se pronuncian palabras humanas; 2) las palabras mentales, la transmisión de ideas, en cambio, se usan en el caso de imaginaciones y visiones mentales.

“lluminación”

Los ángeles no conversan entre sí con un lenguaje humano, con palabras que fluyen de la boca, pues son incorpóreos e inmateriales. ¿Cuál es, entonces, su lenguaje? De las varias teorías elaboradas por los académicos para explicar el lenguaje de los ángeles, la propuesta por santo Tomás de Aquino parece ser la más aceptable.

Santo Tomás sostiene que los ángeles hablan entre sí por un sencillo acto de voluntad, abriendo sus mentes y revelando cualquier idea que quieran transmitir a los demás de su misma naturaleza. Este lenguaje angélico, o conversación, se llama iluminación.

La explicación de Dionisio

Dionisio se refiere a esta manera de hablar cuando escribe: “Las órdenes inferiores de los seres celestiales (o sea, los ángeles) reciben la comprensión de las obras divinas por parte de los seres superiores de una manera adecuada, y los más altos son proporcionalmente iluminados en los Misterios Divinos por el mismo Dios altísimo”.

Esta forma de expresión, el lenguaje angélico, puede parecernos demasiado débil y confuso a nosotros que estamos acostumbrados al sonido material y a las palabras de la boca. Sin embargo, es mucho más fuerte, claro y perfecto que cualquier otro lenguaje humano, aun cuando éste sea usado por los hombres más cultos y expertos.

Transmisión “angélica” de las ideas

Nuestras palabras que salen de la boca no son sino símbolos de las ideas que tenemos en nuestra mente y que intentamos manifestar a los demás. Los símbolos y las palabras a menudo son inadecuados para expresar todo el pensamiento, o bien ambiguos o no bien comprendidos por el que escucha.

Ser capaces de abrir la propia mente y de revelar todo el pensamiento, tal como es, sin el canal del simbolismo, el sonido y las palabras, es la más alta y mejor forma de expresión. Este, en resumen, es el intercambio de ideas sin palabras, el lenguaje de los ángeles.

Dulce melodía

Igual que, con el consentimiento o la orden de Dios, los ángeles pueden asumir formas humanas cuando se aparecen a los hombres, de la misma forma se les permite producir una voz humana y hablar nuestro lenguaje humano, tal y como revelan las apariciones angélicas documentadas.

Por el mismo consentimiento divino, y en virtud de sus poderes naturales, los ángeles pueden reproducir lo que al oido humano parece una dulce melodía o una música encantadora, como se sabe por las vidas de algunos santos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.