¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Una alternativa de educación y lucha contra las adicciones

KOLBE ACADEMY
Comparte

La Academia Kolbe de Pensilvania, en Estados Unidos, está demostrando que la fe y su educación en valores son herramientas maravillosas para recuperar a adolescentes y jóvenes del alcohol, las drogas y otras adicciones

Es cierto que la fe mueve montañas. Pero rara vez se ha escuchado que la fe, junto con la educación y el asesoramiento puede convertirse en una escuela secundaria que permita la recuperación de drogas y alcohol a los adolescentes.

Esa es la apuesta que quiere llevar a cabo la diócesis de Allentown, en el Estado de Pensilvania (Estados Unidos) con la puesta en marcha de la Academia Kolbe (Kolbe Academy) que comenzará a operar en el mes de septiembre de 2019.

Será una escuela secundaria católica para estudiantes que enfrentan la adicción y buscan recuperarse del abuso de drogas o alcohol.

La academia llevará el nombre de San Maximiliano Kolbe, que es el santo patrón de las personas que luchan contra la adicción.

Los estudiantes que quieran ingresar a la escuela tendrán un requisito previo: haber alcanzado al menos 30 días de sobriedad.

La matrícula de la escuela será de aproximadamente 16.000, dólares por semestre, un costo que es similar a un programa de tratamiento de 28 días en una clínica especializada en Estados Unidos.

Según la diócesis de Allentown, con la ayuda de los fieles y de los diversos interesados en una educación de calidad basada en la fe ante la verdadera epidemia de drogas y alcohol que hay en Estados Unidos, espera establecer becas para ayudar a los estudiantes con la matrícula.

Brook Tusche, el superintendente adjunto diocesano de educación secundaria y especial, le dijo a Catholic News Agency (CNA) que había descubierto las escuelas de recuperación después de haber trabajado en el sistema de escuelas públicas.

Dijo que la falta de recursos efectivos en las escuelas públicas para estudiantes con abuso de sustancias fue frustrante.

La pieza que faltaba

“Normalmente, los estudiantes que se someten a un tratamiento tienen solo un 20 por ciento de posibilidades de mantener su sobriedad cuando vuelven a ingresar a la escuela”.

En comparación, Tusche dijo que las escuelas secundarias de recuperación tienen una tasa de éxito de 85 por ciento para mantener la sobriedad.

Después de desempeñarse como supervisor y director de educación especial en una escuela pública, se le pidió a Tusche que se uniera a una escuela autónoma de recuperación.

Sin embargo, descubrió que a las escuelas de recuperación seculares aún les faltaba un aspecto importante: la fe, descrita por Alcohólicos Anónimos y grupos similares que aceptaban un poder superior.

“Muchos de estos modelos eran privados, públicos o autónomos, y no estaban comprometidos con un componente de fe”, dijo Tusche a CNA.

Y agregó: “Al participar activamente en mi familia de fe y mi trabajo, aprendí tanto sobre la adicción y la recuperación que el componente de la fe… es la pieza que falta”.

Tusche señaló un estudio realizado por la Fundación Pew, que destacó el papel de la fe en el proceso de curación.

El estudio examinó a aquellos que alcanzaron una recuperación a largo plazo, diez años o más de sobriedad, y descubrió una conexión generalizada con la fe.

“Esos adictos en la recuperación dijeron que la única razón por la que pudieron mantener su sobriedad y continuar creciendo en su recuperación fue por su fe”.

Por lo demás, Kolbe Academy aceptará alrededor de 80-90 estudiantes, a fin de garantizar un entorno propicio para la curación.

“Eso se hace muy deliberadamente para mantener un ambiente muy pequeño, para que podamos cultivar realmente el componente familiar así como la recuperación y recuperación individual de los estudiantes”, dijo Tusche.

Hacia un modelo nacional de curación

El programa promueve la curación a través de un sólido plan de estudios diocesano, asesoramiento intensivo y una gran cantidad de oportunidades espirituales y sacramentales.

Parte de la educación, dijo, será un componente en línea. Esto es especialmente importante para los estudiantes cuya vida escolar se ha visto afectada por su adicción o el inicio de su recuperación.

La opción de clase virtual permitirá a los estudiantes ponerse al día con los créditos que pueden haber perdido.

La escuela también utilizará a una variedad de profesionales de la salud mental, incluidos especialistas certificados en recuperación, entrenadores certificados y asesores certificados de drogas y alcohol.

El aspecto final del programa de recuperación es espiritual: la escuela incluirá oportunidades frecuentes de oración y servicio, buscando llegar a los estudiantes de todas las religiones.

Será una “experiencia auténticamente católica con misas, sacramentos, oraciones en cada clase, servicio, ministerio en el campus y oportunidades para los niños que son católicos y que no son católicos para entrar y experimentar lo que es un poder superior”, dijo Tusche.

Con las estadísticas que apuntan a un rápido aumento de las muertes por sobredosis en todo el país, Tusche expresó la esperanza de que las escuelas de recuperación basadas en la fe sean reproducidas en todo el país.

“Claramente, existe la oportunidad y la necesidad de más de este modelo, no solo aquí localmente, sino también cuando se observan esas estadísticas asombrosas, las 72.000 vidas perdidas (en Estados Unidos, en 2017), este podría ser un modelo nacional para integrar académicos de calidad, apoyo de recuperación intensiva en un un entorno basado en la fe para ayudar a estos niños a sanar y realmente abrazar su verdadera identidad y el propósito de Dios para su vida“, terminó diciendo Tusche.

Con información de CNA

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.