Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

339 pasajeros se salvan…¿por un milagro?

Reprodução/TV Globo
Comparte

Comisario de vuelo Latam Guarulhos-Londres: "Si tiene fe agradezca, porque era para que ninguno de nosotros estuviera vivo"

El aeropuerto internacional de Belo Horizonte, en Confins, está cerrado para aterrizajes y despegues desde la 1h43 de esta mañana, cuando un Boeing 777 de Latam que hacía el vuelo LA8084 entre Sao Paulo (Guarulhos) y Londres, hizo un aterrizaje de emergencia con 339 pasajeros a bordo.

El aeropuerto de la capital minera deberá permanecer cerrado hasta las 19h. Hasta las 7 de esta mañana, 67 vuelos ya habían sido cancelados.

Entre los motivos del cierre del aeropuerto está, en particular, la necesidad de hacer el cambio, en plena pista, de los ocho neumáticos del avión, que quedaron dañados. Cada uno pesa 250 kilos. Tanto los neumáticos nuevos como el mono hidráulico capaz de reemplazarlos necesitan ser llevados desde São Paulo hasta Confins.

Todos los pasajeros y la tripulación fueron retirados del avión en seguridad, pero sus primeros relatos dan a entender que hubo momentos de tensión, miedo y llanto, en medio de una situación de gravedad que podría haber culminado en una tragedia de proporciones históricas.

La representante comercial Cidneia Antongiovanni, en declaraciones reproducidas por el G1, repitió lo que un comisario le habría dicho:

“El comisario me preguntó si yo tenía fe, ‘entonces agradezca’, porque era para ninguno de nosotros estuviéramos hablando aquí.

Cidneia relató que hubo una gran explosión a la hora del aterrizaje y que muchos pasajeros lloraron.

“El comandante comunicó a los pasajeros que había un fallo eléctrica y que era muy grave. Y que iba a hacer un aterrizaje de emergencia. Y de ahí, a la hora que aterrizó, todo el mundo se asustó bastante, porque fue un estruendo muy grande. Todo el mundo se agarró, lloró. No podían al baño, no podían tomar agua, no podían recoger el equipaje. La gente estaba esperando abrir la puerta de emergencia para que todo el mundo pasara “.

La compañía no ha divulgado, hasta el momento, información más específica sobre lo que llevó al avión a hacer el aterrizaje de emergencia.

¿Milagro?

No se puede hablar propiamente en “milagro” cuando existen explicaciones científicas plausibles para un acontecimiento. El término “milagro” se emplea con frecuencia ante situaciones que parecen muy improbables, pero, en la gran mayoría de los casos, el uso de esa palabra, aunque bien intencionado, es precipitado y equivocado como término técnico.

Los milagros son fenómenos científicamente inexplicables, que contradicen las reglas de la naturaleza según las conocemos. El caso en cuestión, sin embargo, es perfectamente explicable por la pericia de los pilotos, por ejemplo.

Se necesitan criterios y detallados estudios científicos para que algún fenómeno pueda ser oficialmente declarado como de carácter sobrenatural. La Iglesia Católica sigue criterios científicos bastante rígidos para afirmar algún milagro. Los milagros de sanación, por ejemplo, llegan a tardar décadas hasta que sean reconocidos.

Los hechos necesitan ser cuidadosamente estudiados por médicos, revisados ​​por científicos (en la mayoría de los casos, laicos e incluso ateos), expuestos a las críticas públicas y, sólo después de hechos todos los estudios científicos, la propia Iglesia hace el análisis teológico mediante el trabajo de sus comisiones de especialistas en teología. Usted puede conocer un poco más sobre la delicada evaluación de supuestos milagros por parte de la Iglesia haciendo clic en este artículo sobre los 7 criterios para declararse milagrosas las curaciones que suceden en el santuario de Lourdes.

Pero un acontecimiento no necesita ser “milagroso” para evocar la intervención divina

Incluso un episodio tranquilamente explicable por el orden natural de las cosas puede servir como “gatillo” para reflexiones importantes, sin embargo. Es el caso de una situación de alto riesgo en la que, contra las probabilidades de una catástrofe, la tragedia es evitada por un pequeño detalle.

Al final, nosotros, católicos, creemos que Dios actúa no sólo mediante la supresión de las leyes naturales en los casos propiamente entendidos como milagros: Él actúa todo el tiempo, respetando nuestra libertad y contando con nuestras libres acciones para administrar la mayor parte de los acontecimientos que, nos envuelven.

Es por eso que, aunque no se pueda hablar propiamente en milagro en un sentido “técnico”, podemos y debemos agradecerle por más esta “manita”.

Para quien cree en la inexistencia de Dios, todo es y será siempre mero azar y falta de sentido. Para quien cree en Dios y en el sentido sobrenatural de la existencia, todo es y será siempre un gran milagro, testimoniado por una abundancia de señales repletas de sentido.

¡Agradezcamos por esas vidas que han sido salvadas!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.