Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué harías si ganaras la lotería?

LOTTERY
GaudiLab - Shutterstock
Comparte

¿Quién no ha soñado ganar algún dinero extra en la lotería, por pequeño o grande que sea el premio?

Quien gana una fortuna, generalmente desea comprarse, la casa de sus sueños, no trabajar más y dedicarse a viajar por el mundo.

Y sí, aunque las estadísticas dicen que es más factible que uno llegue a conseguir la medalla de oro en las olimpiadas que lograr ganar más de 1 millón de dólares en alguna lotería, el anhelo está ahí cuando uno compra un boleto o décimo para participar en este juego de azar. Son muchos los que aspiran simplemente a ganar algún premio menor para arreglar su casa, comprarse un auto, liquidar deudas o hacer un viajecito durante unos días.

Pero en esta mayoría no entra Zelindo Fedrighetti, un sin techo de Rímini, en Italia, que ganó 2.700 euros al jugar a la lotería. Y como un bonito cuento de Navidad, Zelindo quiso compartir su premio con otras 50 personas sin hogar. A todos ellos quiso regalar una muy buena cena con pasta con trufa y carne de ternera.

Zelindo reside junto a sus compañeros en la Cabaña de Belén, una estructura fundada por san Juan XXIII, que ofrece un hogar para aquellos pasan por situaciones difíciles. En una entrevista concedida al diario italiano “Il resto del Carlino” dijo que: “Hace 10 años renuncié a todo, decidí que esta era mi familia y me siento muy cómodo con ellos” . Por esta razón Zelindo, no podía no compartir su alegría con su “gran familia” ofreciendo un suntuoso almuerzo con parte de lo ganado. Todos ellos se lo agradecieron dejando el plato “completamente limpio”.

Esto es lo que hizo Zelindo. ¿Y tú, qué harías si ganaras la lotería?

 

Fuente: Il Resto del Carlino

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.