Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
San Sabás Reyes
home iconEstilo de vida
line break icon

En Navidad compra y regala con inteligencia

CHRISTMAS PRESENT

Kari Shea | Unsplash

Luz Ivonne Ream - publicado el 20/12/18

Asegúrate de regalar por amor y no por culpa.

¿Sabes que hay regalos que no cuestan ni un centavo? Aquí te damos ideas.

Se acerca la Navidad. Es tiempo de convivir, de agradecer, de perdonar, de comer, de gozar, de regalar, de compartir, de estrenar y, cómo no, de comprar. No vamos a negar que todas estas son delicias de la época, sobre todo la de comprar. Aunque no debería ser lo más importante es una realidad a la que nos enfrentamos cada año.

Aún así hay que seguir esforzándonos por hacer navidades más espirituales y menos cosificadas. Es por eso por lo que esta vez me quiero detener en esto tan real: las compras navideñas. ¡Cuidado! Porque nos podemos exceder y algo tan normal se puede convertir en una compulsión si no lo hacemos con mesura.

¿Por qué? Porque el comprar libera sustancias químicas -la endorfina, por ejemplo- que activan el centro del placer y las cuales luego se puede convertir en adicción, en una no muy buena aliada de nuestros comportamientos.

Esas sustancias nos emocionan, nos estimulan de tal forma que nos hacen sentir como “dopados”, excitados, poderosos. Y nos empujan a que una compra vaya detrás de la otra como por impulso, sin raciocinio y solo respondiendo a la emoción que sentimos al comprar, comprar y comprar. Total, el mes que entra pagamos y si no a ver cómo le hacemos.

En el momento de la compra no tenemos en cuenta que, cuando consultemos la cuenta, la que hasta entonces era nuestra mejor amiga, la endorfina, se marchará y volveremos a la realidad de que nuestro dinero es finito. ¿Y ahora, quién podrá defendernos?

Os propongo que compremos con orden e inteligencia.

El regalar a un ser querido algo es cómo decirle, he trabajado muchísimo, he ahorrado, me he esmerado durante el año y todo mi esfuerzo te lo quiero entregar en este pequeño -o gran- regalo.

Sin embargo, hay que tener mucho, muchísimo cuidado. Toca ser muy honestos y preguntarnos si de verdad estoy regalando amor o estoy regalando culpabilidad o ausencias. Es decir, ¿regalo mi esfuerzo como un acto de profundo amor hacia ese ser que tanto amo, aprecio y valoro, o quiero darle ese súper regalo porque en el fondo me siento culpable por mis ausencias, por no estar tan presente en su vida, por no tratarla como se merece, o quizá simplemente porque estoy tan necesitado de amor que deseo comprar amor? ¡Es triste pero en muchos casos es la verdad!

Esta Navidad te invito a que compres y regales con inteligencia. Sí, regala de acuerdo a tu capacidad porque es delicioso dar y recibir.

  • Haz un presupuesto. Tú límite es tanto y ese repártelo entre cada una de las personas a las que desees regalar.
  • No vayas al centro comercial a comprar sin mesura con una tarjeta en mano. Te ayudará si pagas en efectivo.
  • Di no a las compras que te permiten pagar en varios meses sin intereses porque literalmente estamos comprometiendo nuestro trabajo futuro. No seas tú una de tantas personas que siguen pagando el suéter de 2 años, ese que la otra persona ya ni usa porque la lavadora lo encogió.
  • Compra en línea pero si sabes que corres el riesgo de dejarte apantallar por las ofertas, mejor no te arriesgues y ahórrate tiempo y tentaciones.
  • Ve más allá. A cada presente añade un regalo espiritual. Por ejemplo, un sacrificio por esa persona, una tarjeta escrita con tu puño y letra, una plegaria extra, etc.

Hay que cuidar nuestras compras navideñas para no hacerlas de forma compulsiva y sobre todo no pretendamos llenar vacíos que jamás se llenarán con regalos materiales. Recuerden que lo que importa de nuestros regalos no es tanto el precio sino su valor afectivo y el esfuerzo invertido.

Tags:
austeridadconsumismonavidadregalo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.