¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los investigadores advierten de que la mitad de los países del mundo están desapareciendo

ASIA,WOMAN,CHILD
Shutterstock
Comparte

La mitad de los países del mundo han caído por debajo de un patrón de fertilidad que puede poner en peligro continuidad de la raza humana

Los investigadores han encontrado una “gran sorpresa” en los datos demográficos mundiales.

Un estudio sin precedentes de la población mundial reveló que la mitad de los países del mundo han caído por debajo del patrón de reemplazo que puede mantener la continuidad de la especie humana.

Todos sabíamos que el declive poblacional llevaba un mal ritmo, pero nadie sabía que era tan malo.

“Es una sorpresa incluso para personas como yo”, afirmó el doctor Christopher Murray, de la Universidad de Washington, director del estudio. “La idea de que la mitad de los países del mundo esté en esta situación será una gran sorpresa para la gente”.

De hecho, Murray contó a CNN el 9 de noviembre que “el mundo está realmente dividido en dos grupos. Dentro de una generación, el problema no será sobre el crecimiento de la población. Será sobre el declive de la población o el relajamiento de las políticas de inmigración”.

¿Quién crece y quién desciende?

Los resultados publicados el 8 de noviembre en el semanal médico The Lancet siguieron las tendencias de todos los países desde 1950 a 2017.

En ese periodo de tiempo, la media mundial de 4’7 niños por mujer ha caído a 2’4 en 2017.

Sin embargo, si miramos país por país, la disparidad es enorme.

Entre los países con el menor número de niños están Polonia, Corea del Sur, Bosnia y Herzegovina y Japón. En Taiwán, las mujeres tienen de media un único hijo. Los países más fértiles incluyen varios de África, además de Afganistán, que tienen de media entre 4 y 7 hijos por familia.

Níger tiene un futuro de abundancia con una media de 7’1 hijos por mujer. La población de la isla de Chipre no durará mucho, ya que las mujeres están teniendo de media 1 hijo.

La tasa de fertilidad de Estados Unidos está en 1’8 hijos por mujer, pero sería mucho menor sin inmigración.

Mientras aquellos que advierten sobre el crecimiento poblacional señalan que el número total de personas en el planeta está aumentando, la proporción de mujeres y niños por país también es importante, porque muestra qué sociedades se mantendrán por sí mismas y cuáles no pueden.

¿Por qué las mujeres ya no están teniendo hijos?

Tradicionalmente, las caídas en las tasas de fertilidad iban precedidas de adversidad económica. Cuando la economía decaía, también lo hacían los embarazos. Sin embargo, ahora las tasas de fertilidad bajas acompañan al crecimiento económico.

Entre las razones está que el mejor sistema sanitario mantiene vivos a más niños, lo cual implica que las familias tienen menos hijos porque se espera que sobreviva la mayoría de la progenie. Sin embargo, hay otros factores importantes, como una agresiva industria contraceptiva y los cambios en el estilo de vida de las mujeres.

El artículo de BBC sobre el estudio de The Lancet citó a varias mujeres que habían dejado de tener hijos.

“Preferimos dar a nuestra hija lo mejor de todo que tener varios hijos a los que podamos alimentar y vestir con limitaciones”, afirmó Rachel Jacobs, de 38 años. “No quiero tener que decir que no puede ir a una fiesta o tener un jersey nuevo por Navidad”.

Un artículo distinto citaba las palabras de una surcoreana de 24 años, Jang Yun-hwa: “No tengo previsto tener hijos nunca. (…) No quiero el dolor físico del parto. Y sería perjudicial para mi carrera profesional”.

“No voy a tener hijos porque quiero salvar el planeta”, afirmó Anna Hughes, de 35 años, Gran Bretaña, en una videoentrevista. “Lo mejor que puedo hacer por el medio ambiente es no tener ningún hijo”. La entrevistada declaró que, de quedar embarazada, practicaría el aborto.

El futuro pertenecerá a quienes tengan hijos.

¿Cómo son los países con muy pocos reemplazos?

“El país que probablemente está más preocupado por esto ya es China, donde el número de trabajadores está comenzando a disminuir, y eso tiene un efecto inmediato en el potencial de crecimiento económico”, dijo Murray.

China está relajando su política del hijo único, pero quizás sea demasiado tarde. Además de la falta de trabajadores, un quinto de los hogares de China están vacíos, según informó Bloomberg: más de 50 millones de apartamentos y casas no tienen habitantes.

Los países fértiles tienen un futuro mucho más brillante. Son un buen lugar para invertir, expresó Hans Rosling, profesor suizo y “profeta” demográfico fallecido en febrero de 2017.

“En África hay una China emergente”, recogió la BBC. “Si quieres una buena pensión cuando te retires, invierte parte de tu capital allí: es el continente en el que la economía crecerá con mayor rapidez”.

El sacrificio y la entrega de uno mismo son buenos para nuestro futuro en la tierra, además de para nuestro futuro en la eternidad.

El profeta san Juan Pablo lo expresó con gran acierto: “La medida del éxito de vuestra vida dependerá de vuestra generosidad”.

Aquellas naciones cuyas familias den prioridad a los niños y sacrifiquen la comodidad en favor de la familia verán crecimiento económico. Quienes no lo hagan, fracasarán.

Quizás esto es lo que significa que los mansos hereden la tierra.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.