Aleteia

¿Para qué un muro entre México y Estados Unidos?

BORDER
Shutterstock-Chess Ocampo
Comparte

Un estudio del Pew Research Center muestra que cada vez menos mexicanos intentan cruzar la frontera

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Para nadie es un secreto que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene como su “bestia negra” la inmigración indocumentada de México hacia Estados Unidos.

Trump ha llamado a los indocumentados mexicanos “bad hombres”, en un *spanglish *de muy dudosa calidad. Peor aún, los ha calificado de “violadores” y de “ventajistas”, que van a “quitar trabajos a los estadounidenses”.

Disminuyen los ilegales

De acuerdo con las estimaciones del Pew Research Center, había doce millones de inmigrantes de México viviendo en los Estados Unidos en 2016, y menos de la mitad (45 por ciento) estaban en el país ilegalmente. México es la mayor fuente de inmigrantes del país, y representa 26.6 por ciento de todos los inmigrantes que viven en Estados Unidos.

El muro que quiere construir el presidente Trump a lo largo de los 3.175 kilómetros de frontera común, tiene un supuesto: que la inmigración ilegal de México sigue siendo un “dolor de cabeza” para Estados Unidos. Sin embargo, el número de inmigrantes mexicanos que viven ilegalmente en Estados Unidos, ha disminuido en más de un millón desde 2007.

En 2016, 5.4 millones de inmigrantes no autorizados provenientes de México vivían en la Unión Americana, muchos menos que los 6.9 millones de 2007. A pesar de la caída, los mexicanos todavía representan aproximadamente la mitad de los 10.7 millones de inmigrantes no autorizados del país (51 por ciento en 2016).

Menos mexicanos son detenidos

En 2017 –por lo demás—por tercera vez consecutiva, hubo más detenciones de no mexicanos que de mexicanos en las fronteras de los Estados Unidos. En el año fiscal 2017, la Patrulla Fronteriza realizó 130.454 aprehensiones de mexicanos, una brusca caída desde un máximo de 1.6 millones de aprehensiones en 2000. La disminución en las detenciones refleja la disminución en el número de inmigrantes mexicanos no autorizados que van a Estados Unidos.

También es necesario aclarar que los adultos inmigrantes mexicanos no autorizados tienen más probabilidades de ser residentes a largo plazo de los Estados Unidos. A partir de 2016, 80 por ciento había vivido en EE. UU. durante más de diez años, mientras que solo 8 por ciento había estado en el país durante cinco años o menos.

En comparación, 52 por ciento de los adultos inmigrantes no autorizados de otros países que no eran México había vivido en EE. UU. una década o más a partir de 2016, mientras que 28 por ciento había vivido en los EE. UU. durante cinco años o menos.

Integrados en la población de cinco estados

Finalmente, los inmigrantes no autorizados de México representan al menos 75 por ciento de la población total de inmigrantes no autorizados en cinco estados. Este es el caso en Nuevo México (91 por ciento), Idaho (79 por ciento), Arizona (78 por ciento), Oklahoma (78 por ciento) y Wyoming (77 por ciento).

En California, los mexicanos representan 69 por ciento de la población inmigrante no autorizada del Estado, y sumaron más de 1.5 millones en 2016, el total más alto de todos los estados de la Unión Americana.

Como se puede notar en este estudio que acaba de actualizar el PRC, los mexicanos indocumentados que llegan a tratar de cruzar la frontera son cada vez menos y los que han formado parte de la vida, la economía y el desarrollo de Estados Unidos –aunque ilegalmente—están mucho más integrados que los de ningún otro país del mundo.

¿Serviría de algo el muro?

*Con información del Pew Research Center*

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.