Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 10 abril |
San Miguel de los Santos
home iconEspiritualidad
line break icon

Fallo, decepciono, confundo: yo no soy Dios

GRATEFUL

Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 16/12/18

Como Juan Bautista, que era sólo la voz, no la Palabra

Juan trae la alegría, la buena noticia. Muchos creen que él es el Mesías. Pero no es así. Él sólo lo anuncia, lo señala entre los hombres:

“El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dejo a todos: – Yo os bautizo con agua; pero viene uno que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con el Espíritu Santo y fuego. Exhortaba al pueblo y le anunciaba el Evangelio”.

Juan es pequeño. No es Dios. Es sólo un hombre. No es el enviado. No es el Salvador. No se lo cree, aunque muchos lo siguen y se lo dicen.

Pero él sólo quiere hacer las obras de Jesús. Quiere preparar el corazón de los hombres para que tengan paz.

Es lo que desea. Que Jesús viva en ellos y los cambie por dentro. Que su vida tenga un sentido. No quiere que pase de largo y no lo reconozcan.

Por eso lo anuncia entre muchos hombres. Es sólo la voz, no es él la palabra. Pero en sus obras está algo de su amor, de su presencia.

Una persona rezaba así: “Jesucristo vivo está/ y sus obras permanecen/ entre los que se estremecen/ cuando miran más allá/. Su gracia se anunciará/ en lo profundo del alma/, donde reina mayor calma/ y acontece la alegría/ de saberse en romería/ tejida de amor la talma”.

Juan sólo anuncia al Mesías. El Adviento consiste en anunciar al que está junto a mí. En hablar del que me precede. En mostrar su rostro con mis gestos, con mis obras pobres.

A menudo me veo queriendo yo ser Jesús. Buscando que me reconozcan y hablen de mi valor, de mis capacidades.

Quiero ser admirado por lo que hago, por lo que digo. Me olvido de aquel a quien anuncio. El pueblo está expectante porque quiere ver a Dios. Y yo me lo creo. Y pienso que me buscan a mí. No. Tienen sed de Dios. No de mí.

El hombre busca hombres perfectos. Y esos hombres no existen. Quiere que los hombres de Dios sean perfectos, que yo sea perfecto. Es imposible. No lo soy. Fallo, decepciono, confundo.

Y entonces veo cómo mis imperfecciones alejan a los hombres de Dios. Y sufro. Dios no cabe en la piel humana. La desborda.

Y la piel humana con pecado escandaliza al que la creía perfecta. Y el hombre se aleja buscando a Dios en otra parte. Se siente defraudado, engañado.

Quiero no olvidarme de mi miseria. Para que nadie piense que soy Dios, que soy perfecto. Fallo una y otra vez. Caigo. No respondo como esperan de mí.

No soy tolerante y paciente. No soy bueno con todos. No siempre soy generoso. No doy la vida como digo que voy a hacerlo. Me duele el alma por mi pecado que aleja de Dios. Y no lo acerca.

Tags:
advientoPerfeccionismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
2
EVALUNA MONTANER
Angeles Conde Mir
Evaluna Montaner trata “de explicar lo inexplicable” en su última...
3
Portaluz
Cuando la Virgen anunció un genocidio
4
SZCZEPIONKA NA KORONAWIRUSA
Kathleen M. Berchelmann
Lo que los católicos necesitan saber sobre las vacunas
5
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
6
Archbishop Georg Gänswein
I.Media
Gänswein: Benedicto XVI esperaba vivir solo unos meses después de...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.