Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Chile y su Pacto Migratorio “en las sombras”

MIGRATION
Comparte

La acogida y celebración de las fiestas patronales, el profundo trabajo de las parroquias en Santiago de Chile

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Chile no suscribió el Primer Pacto Migratorio Mundial que fue firmado por más de 150 países miembros de la ONU por considerar que “el texto discutido en Naciones Unidas choca con las normas de Chile, para tener una migración segura, ordenada y regular”, según las palabras del Ministro de Relaciones Exteriores Roberto Ampuero.

Sin embargo, la Iglesia chilena siempre a lo largo del tiempo ha llamado a acoger e incorporar, plenamente, a los migrantes a la sociedad. Hace un año, la hermana María de Jesús, superiora de las Misioneras de la Caridad en Chile, decidió acondicionar las dependencias de la casona que se ubica al costado del hogar de niños “La Paz”, como un lugar para recibir a migrantes que estuvieran pasando por situaciones económicas y sociales complejas.

Llegaron a tener 60 personas, pero se decidió focalizarse en mujeres migrantes y que estuvieran embarazadas, “queremos que sea un lugar exclusivo para mujeres embarazadas o con bebés, porque vimos que ellas son un grupo muy vulnerable y no tienen dónde ir, muchas de ellas son golpeadas por sus parejas”.

 

MIGRATION
Nibaldo Pérez para www.iglesiadesantiago.cl

 

Hay, además, otra razón para tender una mano a estas mujeres que provienen de lugares y culturas diversas, y es la preocupación de estas religiosas por la protección de la vida. “Queremos evitar abortos. Muchas mujeres carecen de redes de apoyo y deciden no continuar sus embarazos. La idea es recibir mujeres migrantes, pero pensamos que si llega una mujer chilena con una situación compleja y está embarazada, las puertas estarán igual abiertas para ella, porque hay un interés superior, que es la vida de ese niño que viene en camino”.

La acogida a migrantes por parte de las Misiones de la Caridad también se repite en diversas parroquias de la Arquidiócesis de Santiago. “Es una realidad la profunda acogida que la Iglesia tiene hacia los hermanos migrantes que han traído tanta riqueza. Al igual que la comunidad local, que acogió y los ayudó en la integración”, comentó el padre Marcio Toniazzo, director del Departamento de Movilidad Humana.

Este departamento del Arzobispado realizó una encuesta a todas las parroquias de la arquidiócesis que arrojó que el trabajo realizado con migrantes alcanza al 78% de las iglesias de Santiago.

El padre Marcio destaca que “las celebraciones de los migrantes se han ido incorporando a la vida parroquial, es así como se aprecia que las fiestas patronales de otros países, como la Virgen de Coromoto (Venezuela) y la Virgen de Chiquinquirá (Patrona y Reina de Colombia), recibieron el mayor número de menciones son las que más se celebran”.

Por otra parte, destaca el esfuerzo de 12 parroquias por incluir en las celebraciones oraciones, lecturas o canciones en creolé, para integrar a los migrantes de origen haitiano.

 

 

“El amor es creativo y eso es lo que mayoritariamente se expresa en esta encuesta, las iniciativas de las comunidades para que los migrantes puedan sentirse parte, integrarse en esas comunidades, en la sociedad, y así también poder tener su vida aquí junto a sus familias”, puntualizó el sacerdote.

Cuando finaliza la Eucaristía de 13:00 horas en la parroquia Nuestra Señora de Pompeya, antes de dar la bendición final, el sacerdote repasa un listado con todos los países latinoamericanos. Al ser nombrados, los fieles de la comunidad levantan sus manos, aplauden y se presentan. “Lo que se pretende es ser un símbolo de fraternidad”, dice el párroco.

La iglesia ha estado vinculada a los migrantes desde sus inicios. La congregación de los Scalabrinianos, misioneros de San Carlos Borromeo, nacieron en respuesta a la migración desde Italia hacia América Latina. Según cuentan en General Bustamante 180, se establecieron ahí en 1968, porque en ese sector vivían muchas familias italianas.

El apoyo integral a los migrantes ha llevado a esta iglesia a vincularse de manera especial con consulados y embajadas. Es por esto que en varias ocasiones ha sido recinto electoral de votaciones de Bolivia, Ecuador y República Dominicana. Además de ser centro neurálgico de fiestas patrias de los distintos países.

A continuación más imágenes sobre migrantes, un tema que interpela a todos luego de la firma del Pacto Migratorio de la ONU y que tuvo a Chile ausente a nivel oficial, pero que “en las sombras” tiene innumerables ejemplos de acogida con la Iglesia como protagonista. 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.