Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 23 septiembre |
San Pío de Pietrelcina
home iconActualidad
line break icon

¿Qué hace un sacerdote en las manifestaciones de los chalecos amarillos?

PRIEST YELLOW JACKETS

Eric FEFERBERG I AFP

(Photo by Eric FEFERBERG / AFP)

Agnès Pinard Legry - publicado el 12/12/18

El padre Grégoire Corneloup, sacerdote en el departamento de Oise (Francia), y Cyrgue Dessauce, en formación para el sacerdocio en la comunidad Aïn Karem, decidieron ir a bendecir los Campos Elíseos, a las fuerzas del orden y a los manifestantes durante las manifestaciones de los “chalecos amarillos” en París el pasado sábado 8 de diciembre

En sotana, con sus rociadores y sus recipientes de plástico con agua bendita, el padre Grégoire Corneloup, sacerdote cooperador en el departamento de Oise, y Cyrgue Dessauce se dirigieron a la manifestación de los llamados “chalecos amarillos” el pasado sábado 8 de diciembre en París.

“Llegamos a las 6 de la mañana. Después de los laudes y la misa de la Inmaculada Concepción celebrada en la parroquia de Saint Honoré d’Eylau, nos fuimos a la plaza de la Estrella para bendecir la plaza y las calles de alrededor”, relata Cyrgue Dessauce para Aleteia.

Para este joven, que también es doctorando en Filosofía en la Sorbona, su presencia entre los “chalecos amarillos” es ante todo una respuesta a una llamada de Dios. “Estuve presente el primer fin de semana de diciembre para comprender y ver por mí mismo este movimiento. Después de los horrores y la violencia de esta primera movilización, sentí que Dios me llamaba a volver, a escuchar y a bendecir”, explica Dessauce. Después de las bendiciones matutinas, hasta las 10 de la mañana, los dos hombres volvieron al “modo apostolado” hasta las 17h.

“Hemos conversado y bendecido a muchas personas, manifestantes y policías desconcertados”, detalla Cyrgue Dessauce. La presencia de estos dos hombres, destacada en las redes sociales y en varios medios, ha sorprendido, pero no ha extrañado.

“Algunos nos preguntaban qué hacíamos allí. Otros que qué pensábamos del movimiento. Les respondimos que estábamos allí por la justicia y por la paz”.

El futuro sacerdote, que no oculta su apoyo al movimiento de los “chalecos amarillos”, recuerda especialmente un momento del día en que la tensión fue palpable: “Estábamos en un callejón con una hilera de antidisturbios y un grupo de manifestantes. Pero sentimos una gracia y la tensión se apaciguó”, asegura.

Pero, ¿por qué ofrecer bendiciones vestidos en sotana? “Cuando la emoción es fuerte, es necesario que la presencia visual sea fuerte también”, defiende el joven. “Las personas se acercan más a los sacerdotes con sotana porque identifican claramente a un hombre de Dios. La sotana es un símbolo universal de lo sagrado”.

“Una paz sin justicia es una paz falsa”

“Hay que escuchar a estas personas, no llegar con un sermón ya establecido, sino recibirlas y escuchar lo que piensan”, sostienen el padre Grégoire Corneloup y Cyrgue Dessauce.

“Escuchando a todas estas personas, vi el amor extenderse en sus corazones, sentí que tenía lugar una curación”, detalla Cyrgue Dessauce. “Ir allí con el corazón abierto permite a la Iglesia comprender lo que está sucediendo. Aportamos un mensaje de justicia y de paz. Esta gente está luchando por una causa justa. Pero debe ser una lucha pacífica. Una paz sin justicia es una paz falsa, es una paz donde los pobres sufren”, insiste. “Por otro lado, una lucha que se libra desde la violencia es injusta, fracasará”.

“La intuición que reúne a estas personas es muy profunda y fuerte, creo que es una intuición que la Iglesia tiene interés en apoyar y cultivar, debe tener una palabra de apoyo”, subraya Cyrgue Dessauce. “No hay un discurso evangélico sobre la lucha social, cuando se le espera. El Señor no quiere que los pobres sean oprimidos, que los fuertes defiendan a los otros fuertes. Por lo tanto, debemos rezar para que estas personas reciban fuerza y luz”.

Tags:
parissacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
5
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.