Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Mujer, por fin ya cuidas de ti?

WOMAN
Kieferpix - Shutterstock
Comparte

¿Por qué una mujer no se cuida tanto como debiera? ¿Por qué una mujer tiene más probabilidad de tener una depresión que un hombre? ¿Por qué sufre más de problemas de espalda? Cuidadoras infatigables de los demás, muchas mujeres nos olvidamos de nosotras mismas y no nos conectamos hasta que suenan las alarmas. Concienciar a las mujeres sobre la necesidad de cuidarse y preocuparse por su estado de salud es el propósito de este artículo y de miles de campañas e iniciativas dirigidas a la promoción de la salud y la calidad de vida de las mujeres. Súmate al movimiento #LasMujeresNosMovemos

La esperanza de vida de las mujeres supera la de los hombres, pero la calidad de vida y el estado de salud son peores. Según un informe de la organización Médicos del Mundo, “en los países industrializados, el 33% de las mujeres tiene una percepción de su salud regular, mala o muy mala, frente a solo el 25% de los varones”. Por otra parte, los síntomas depresivos son el doble de frecuentes en las mujeres que en los hombres (20% frente a 10%). 

Con estos datos, lanzamos algunas preguntas para la reflexión: ¿Si eres mujer, por qué nunca tienes tiempo para ocuparte de tu salud? ¿Por qué la salud ajena te resulta más preocupante que la tuya? ¿Por qué siempre te pones la última de la fila?

Hijos, marido, padres, amigos y familiares. Y cuando te toca es porque ya no puedes más. Para entonces ya es un poco tarde y seguramente porque han aparecido algunos síntomas:

  • tristeza crónica,
  • depresión,
  • ansiedad,
  • aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y psicosomáticas. 

Estas son las principales afecciones de salud que se manifiestan en mujeres que tienen una alta capacidad de “aguante”. Se trata de enfermedades invisibles que se van gestando poco a poco y que tienen que ver con el “desgaste”, con la falta de energía, con la poca atención que nos dedicamos porque pensamos y sentimos que “el otro” siempre es más importante. 

¿Cuáles son las enfermedades que más preocupan a las mujeres?

La patología cardiovascular provoca el 45% de los fallecimientos en mujeres, mientras que el cáncer de mama representa el 26%, y es, con diferencia, la patología que tenemos más presente y más nos preocupa pero, ni mucho menos, es la más grave. Actualmente, más del 80% de los cánceres de mama tienen curación. Sin duda, gracias a  las campañas de concienciación las mujeres hemos llegado a ser conscientes de nuestra vulnerabilidad en relación a esta enfermedad. ¿Quién no tiene, al menos, un caso de cáncer de mama cercano?.   

Hay otras enfermedades más prevalentes como la hipertensión, el colesterol, la glucosa y el peso  que también son motivo de preocupación entre las mujeres pero las tenemos clasificadas bajo el epígrafe de “no graves”.  Por el contrario, el cáncer, la artrosis, la depresión o el Alzheimer son cuatro de las grandes preocupaciones de las mujeres en relación a su salud.

WOMEN
ESB Professional - Shutterstock

#LasMujeresNosMovemos

¿En qué condiciones voy a llegar a mayor? Sin duda esta es una cuestión que todas nos formulamos en un momento u otro. La respuesta es obviamente incierta pero hay factores que pueden orientarnos: el peso de la genética juega un papel fundamental, casi tiene el mismo peso que el estilo de vida y  el hecho de seguir unos hábitos saludables en cuanto a dieta y actividad física y salud psico-social. 

Gracias a la tecnología y a las redes sociales las mujeres cada vez están más y mejor informadas. De ahí surgen iniciativas como #lasMujeresNosMovemos, una asociación que nació hace pocos meses con el objetivo de transformar la vida de las mujeres, fomentando un estilo de vida saludable integral.

Según la presidenta, Ana Calderón, “con esta plataforma vamos a convertir a las mujeres en gestoras de su propia salud y bienestar, democratizando el acceso al conocimiento a través del uso de la tecnología”.

El concepto de salud y calidad de vida se estructura en base a cuatro grandes ámbitos de intervención: 

  • Salud y Biología a través de impulsar el conocimiento y la gestión proactiva de los aspectos biológicos esenciales -la nutrición, los biorritmos o el sueño-  para potenciar nuestra salud física y emocional.
  • Salud y Actividad Física para promocionar el ejercicio físico y el deporte en mujeres desde la infancia a la edad adulta para potenciar su calidad de vida y como herramienta de prevención ante posibles enfermedades como la osteoporosis, anorexia o diabetes gestacional, entre otras.
  • Salud Emocional potenciar la actitud positiva ante la vida, impulsando un estilo de vida emocional saludable 
  • Salud Social para reforzar las capacidades, competencias y visibilidad de la mujer, tanto en el plano individual como colectivo, sensibilizando e impulsando la igualdad garantizando el acceso a oportunidades, al reconocimiento y a la toma de decisiones a nivel personal y social.

Calderón insiste en que la clave es la combinación de los aspectos físicos con los factores psico-sociales:  Cuando empiezas a hacer actividad física, empiezas a cuidar tu alimentación, tu mente está más activa, empiezas a preocuparte también por tu interior, eres más proclive a las relaciones sociales, socializas mejor… Hay toda una serie de cambios que se van produciendo en la vida de una mujer que ha decidido empezar a cuidarse”.

¿Te sumas al movimiento? Hazlo por ti. ¡Hazlo por tod@s! 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.