Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ideas pro natalidad ante la caída histórica de nacimientos en España

BLANKET
Antonio V Oquias - Shutterstock
Comparte

El primer semestre de 2018 registró el menor número de nacimientos desde 1941.

España experimentó un descenso de población de 46.590 personas en el primer semestre de 2018, según datos provisionales facilitados por el Instituto Nacional de Estadística.

La cifra es alarmante ya que no se había registrado este mínimo histórico desde 1941, fecha en que se puso en marcha la entidad pública responsable de cuantificar los movimientos de población.

Solo nacieron 179.794 niños (un 5,8 por ciento menos que en el primer semestre del año anterior) mientras que se han anotado 226.384 fallecimientos, cifra que también es la mayor desde que existe el INE. En 2008 hubo, por contraste, 519.779 nacimientos.

La tendencia demográfica española va a la baja (y en negativo) desde 2015. Las políticas en favor de la vida y de la familia no aparecen entre las prioridades de los gobiernos, de modo que pese a ser uno de los más graves problemas que aqueja al país, nadie parece hacerse cargo con responsabilidad de este asunto.

El prejuicio de que las cuestiones sobre la vida y la familia solo atañen a un color político hacen que España padezca un claro declive demográfico que, según los propios estudios del CSIC, no tiene visos de experimentar una mejora en la tendencia de futuro.

Ideas para salir de esta crisis demográfica

Los expertos apuntan a una necesidad de replantear el sistema laboral para favorecer la conciliación trabajo-familia, la consideración social de la mujer que decide ser madre y las ayudas familiares a distintos niveles.

Según declaraciones de Diego Ramiro, jefe del Departamento de Población del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC (IEGD-CSIC), varios estudios (CSIC) han demostrado que la crisis económica redujo drásticamente la fecundidad de los trabajadores temporales y parados, aunque no tanto la de trabajadores con contratos fijos.

“Para que aumente la fecundidad, tienen que existir unas condiciones que permitan a las parejas tener seguridad en cuanto a sus perspectivas económicas a medio plazo”, afirma.

Nuria Chinchilla, profesora del IESE, reclama que “en España todavía hoy se castiga a la mujer por ser madre”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.