Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Dónde poner el sagrario en una iglesia?

Comparte

Para que ayude a contemplar a Dios en el silencio

En su columna de preguntas y respuestas en el periódico O São Paulo, de la arquidiócesis brasileña de Sao Paulo, el padre Cido Pereira explicó esta semana a un lector cuál es el lugar correcto para la instalación del sagrario dentro de una iglesia.

Esta es la respuesta del sacerdote:

Usted ya debe haber visto que el sagrario en algunas iglesias está en el presbiterio y en otras en una capilla separada. Los dos lugares son correctos.

El hecho de que haya una lamparita encendida junto al sagrario es muy importante para los católicos. Ella está diciendo a todos los que llegan a la iglesia que Jesús está ahí, verdaderamente presente en su cuerpo, sangre, alma y divinidad.

Cuando el sagrario se encuentra en el altar mayor, debe ocupar un lugar de honor y ser bien visible, para mostrar claramente que ese es un lugar de oración, que Dios está presente.

Cuando está en una capilla apropiada, el espacio también debe estar bien adornado, pero con simplicidad y que sea silencioso para que en el sagrario, Jesús, el Pan de Vida bajado del cielo, reciba nuestra visita y de ahí sea llevado a los enfermos y a los necesitados que no pueden ir a la iglesia.

A todos se les debe animar siempre a quedarse ante el sagrario en oración. Las capillas de nuestras iglesias deben ser oasis de paz para los que quieran, por un tiempo, huir del bullicio y contemplar a Dios en el silencio.

Y eso es, hermano, cuando visites a Jesús sacramentado acuérdate de mí.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.