Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 19 junio |
San Romualdo
home iconEstilo de vida
line break icon

Se fue y me quedé con ganas de decirle tanto…

SADNESS

Photo by Ethan Sykes on Unsplash

Luz Ivonne Ream - publicado el 10/12/18

Gracias, perdón y adiós son palabras clave para soltar a alguien con quien creemos tener algo pendiente 

¿Te ha pasado que terminas una relación con alguien y te has quedado con las ganas de haberle dicho algo, o quizá simplemente de despedirte porque, por alguna razón, no lo pudiste hacer?

A esto se le llama comunicaciones incompletas. Eso quiere decir que nos faltó algo por decir o hacer para así sentir que ya terminamos con ese capítulo, que ya cerramos esa puerta o que ya clausuramos esa historia y estamos listos para seguir adelante.

Recordemos que nuestra vida es como un tren al que suben y bajan personas, unas más significativas que otras, con el común denominador que todas traen consigo una enseñanza.

Llegan sin avisar, por una causalidad -motivo-, pero lo realmente doloroso es cuando se van sin despedirse o cuando nosotros no estábamos listos para que se fueran. Es decir, cuando salen de nuestras vidas cuando menos lo esperábamos o cuando no queríamos que lo hicieran. ¡Ah, qué dolor!


CONSOLING ANOTHER PERSON

Te puede interesar:
Duelo: Lo que necesitas para sanar heridas

¿Y ahora qué se hace con tantas palabras que traemos metidas en el corazón y que a nuestra boca le gustaría pronunciar? ¿Tenemos que volver a contactar con aquel que fue amigo, jefe, o novio para decirle todo lo que nuestro ronco pecho trae acumulado?

¡No, nada de eso!

Para soltar o desprendernos de una persona no la debemos tener delante de nosotros, ni mucho menos la tenemos que buscar. Es decir, no la necesitamos para cerrar nuestro ciclo con ella.

Para despedirnos de esas personas o circunstancias con quien creemos que dejamos algo pendiente basta con comenzar por decir adiós con una actitud de gratitud y perdón hacia ellas, de esta forma nos será más sencillo poder continuar con nuestra vida; es decir, vivir más libres.

Para que logres hacer este cierre personal, te sugiero que hagas este ejercicio de introspección en el que escribirás: “gracias por…”, “te perdono por… y te pido perdón por…” y “adiós”.

Escribe todo esto en una carta que luego te leerás en voz alta frente al espejo imaginando que tienes delante de ti a esa persona.

Obviamente es una carta que nunca le darás y que al final destruirás. Recuerda ponerle mucho, pero mucho sentimiento y si salen lágrimas qué mejor.

  • Gracias por… Haz una lista clara de todo lo que quieras darle gracias.

ROSE
Public Domain

Por muy mal que haya terminado la relación siempre tendremos algo que agradecerle. Las personas somos maestros y alumnos. Por lo tanto, ese que hoy fue maestro de dolor tuvo que haber dejado alguna enseñanza.

Muchas lecciones de vida vienen disfrazadas de traición o desamor. Por lo menos podemos decir: gracias porque contigo aprendí lo que yo no quiero ser en la vida…

Incluso, cuántas personas agradecen el haber tenido cáncer. Ahora recuerdo a una de mis hermanas que en su momento dijo: Gracias, bendito cáncer, que me enseñó a vivir.


MARYSIA

Te puede interesar:
Cuando la enfermedad de un hijo trae gracia a todos los que lo rodean

  • Te perdono por… y te pido perdón por…Haz una lista muy detallada de todo lo que le quieras perdonar y pedir perdón.

NOTEBOOK
Silatip - Shutterstock

En las relaciones no hay ni víctimas ni victimarios. A mayor o menor escala los 2 somos corresponsables. Por ejemplo, si se pasaron los límites del respeto es porque hubo uno que se los pasó y otro que se lo permitió.

Entonces, quedaría algo así: “Te perdono por haberme faltado el respeto y te pido perdón por no haber sabido poner límites claros y amorosos en nuestra relación”.

Ahora, puedes pensar cómo es que le puedo pedir perdón si yo aún no lo he perdonado porque pienso en esa persona y siento deseos de cachetearla.




Te puede interesar:
12 pasos para aprender a perdonar

Recordemos que el perdón es una calle de una vía y que no tiene nada que ver con el sentir, sino con la voluntad. El perdón como el amor son actos volitivos y no sentimientos. Por lo que basta mi voluntad o deseo de perdonar para ejercitar ese acto.

Perdonar no significa volver a ser amigos o pareja. Perdonas porque a ti te conviene vivir en paz. Es decir, sueltas a la persona para no acarrearla a tu nueva vida.

  • Adiós…

Por KimSongsak/Shutterstock

Es muy necesario terminar la carta con un sincero y contundente “adiós”. Nada de “adiós, espero que algún día nos volvamos a ver”. No. Debe ser un adiós con punto final y no con puntos suspensivos.

Ahora, fíjate en la belleza de la palabra adiós: viene de la expresión “a Dios (seas)”, en sentido de “te encomiendo a Dios”. O sea, yo ya no te puedo cuidar, ya no te puedo cargar, ya no puedo estar contigo, pero te dejo con Dios. A donde ya no llegan mis brazos, sí llegarán los de Dios y adiós…

Tags:
amistadcomunicacionrelaciones laborales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
6
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
7
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.