¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La “Misa Tango” que impacta a Ecuador y que sonó alrededor del mundo

MISA TANGO
Comparte

Esta obra es interpretada por primera vez por un coro femenino de la Universidad de Guayaquil

Desde su presentación original en agosto de 1996 en el Teatro Broadway de Buenos Aires, Argentina, esta particular fusión entre la música coral y una orquesta de tango se ha transformado en un estilo peculiar que ha dado la vuelta al mundo.

El responsable de todo esto es el argentino Martín Palmeri, quien luego de aquella experiencia junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, el Coro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y el Coro Polifónico de la ciudad de Vicente López, ha logrado que al año siguiente se grabara en Lituania con el coro Sinfónio de Liepaja.

Con el paso del tiempo “Misa Tango” se ha realizado de diversos países como Brasil, Colombia, Ecuador, Chile, Estados Unidos, Israel, además de varios países europeos, incluso en el Vaticano,  bajo la dirección de prestigiosos directores de orquesta como Fernando Alvarez, Mario Benzecry, Néstor Andrenacci, Nestor Zadoff, Joseph Prats, Ligia Amadio , Eberhard Metternich, Michel Piquernal, Thomas Kammel, Roberto Luvini, Alejandro Rutty, Saul Zaks, tal cual recuerda el sitio oficial de esta obra.

“A partir de dos experiencias musicales importantes en mi historia musical personal, la organización de la música de tango y la dirección de coros, surgió la idea de escribir una obra que de alguna manera integra estas dos experiencias que se desarrollaron de manera independiente”, comenta Palmeri.

“Mi objetivo en esta composición era mantener el lenguaje armónico, los ritmos, los diseños melódicos y todas las características del tango dentro de la partitura orquestal, permitiendo así que el coro tenga plena libertad para simplemente ‘cantar la misa’”, señala.

“Mi decisión de usar el texto en latín podría explicarse por el lugar que ocupa entre los siglos de música coral y la conexión universal con el idioma”, agrega.

 

 

Ecuador y una nueva interpretación

Por estos días una nueva interpretación de la obra impacta a Ecuador. Y no se trata de una más, pues en esta oportunidad por primera vez “Misa Tango” ha sido preparada para que el coro femenino Cantahuarmi de la Universidad de Guayaquil le pueda dar su toque especial.

El evento cuenta con la presencia de más de 30 artistas en escena y cuatro instrumentalistas. Y también se destaca por suceder en el marco de un homenaje a Enrique Gil Calderón, alguien que es considerado “el padre de la música coral ecuatoriana”.

La dirección estará a cargo del maestro polaco Krzysztof Szdzisz.

Así se ha preparado este coro en los últimos días:

 

Un tango para el papa Francisco

Durante el primer año de su Pontificado, en 2013, el papa Francisco pudo disfrutar de una obra que lo ha acercado a lo más profundo de sus raíces, pues a nadie le es indiferente el vínculo del tango con Buenos Aires, su tierra.

Te puede interesar:
Tango para Francisco

 

Esto fue posible gracias al Festival Internacional de Música y Arte Sacro que se realizó aquel año en la Iglesia San Ignacio de Loyola junto al coro Domo de Colonia (Alemania) y la Gurzenich Orchester (mismo lugar), bajo la dirección de Eberhard Metternich.

 

 

Más interpretaciones de Misa Tango: 

 

 

 

 

 

 

Tags:
corotango
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.