¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Nos volvemos ángeles cuando morimos?

ANGEL
Comparte

La verdad tras una creencia popular

En la cultura popular, es común referirse a las personas que han fallecido como “ángeles” en el Paraíso. Para muchos, esto significa sencillamente que consideran que la persona difunta está con Dios, donde viven los ángeles.

Sin embargo, a veces este pensamiento consolador se vuelve más concreto y algunos creen que los seres humanos de verdad se convierten en ángeles al morir.

¿Es esto cierto? ¿Puede una persona volver a la vida como un ángel después de morir?

La respuesta corta es no. No es posible que un ser humano se convierta en ángel.

Cuando morimos, nuestra alma se separa de nuestro cuerpo temporalmente, pero se reunirá con él en el final de los tiempos.

Convertirnos en ángeles después de la muerte significaría que nos convertiríamos en un ser totalmente diferente.

Los católicos creen que los ángeles son espíritus únicos e irrepetibles.

Fueron creados antes que los humanos; una teoría aceptada en la creencia católica es que el primer día de la Creación, cuando Dios hizo la “luz”, la “luz” estaba hecha de ángeles (Génesis 1,3).

Esta teoría podría confirmarse incluso cuando se dice que Dios “separó la luz de las tinieblas” y que eso haría referencia a la rebelión de los ángeles liderada por Lucifer (Génesis 1,4).

Esta idea la presentó san Agustín en La Ciudad de Dios:

En efecto, al decir Dios: “Que exista la luz, y la luz existió”, si en esta luz se entiende rectamente la creación de los ángeles, bien claro es que fueron hechos príncipes de la luz eterna, que es la misma inmutable Sabiduría de Dios, por la cual fueron hechas todas las cosas, y a quien llamamos Hijo unigénito de Dios. Iluminados ellos por esta luz, por la cual recibieron el ser, fueron ellos hechos luz y llamados día por la participación de la luz inmutable y del día, que es el Verbo de Dios, por el cual fueron creados ellos y todas las cosas.

Esto tiene sentido, ya que el “Sol” y la “Luna” no fueron creados hasta el cuarto día.

Con o sin esta interpretación de la Escritura, lo cierto es que los católicos creen que todos los ángeles que habían de existir fueron creados antes que los seres humanos y que son seres distintos.

Por tanto, cuando un humano muere, no se convierte en ángel, tampoco su alma. Continúa siendo un alma humana, que se reunirá con su cuerpo en la resurrección de los muertos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.