¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El petróleo sube y baja: ¿Por qué?

© Svetoslav Nikolov
Comparte

En 2019 se prevé una estabilización alrededor de los 60-70 dólares barril

¿Por qué el precio del petróleo sube y baja? ¿Quién controla estos precios? ¿Qué factores intervienen en los cambios de precios? Esta y otras muchas preguntas se hace la opinión general ante los vaivenes del precio del petróleo. Por ejemplo, desde el 1 de octubre hasta final de noviembre de 2018 el precio del petróleo ha bajado un 28,5 por 100, pasando de 84 dólares por barril a 60 dólares. Los precios futuros del petróleo están a finales de noviembre a 60 dólares/barril.

¿Qué pasa? Quien fija los precios del barril (equivale a 159 litros de crudo, sin refinar) es el mercado de Londres, de acuerdo con la oferta y la demanda. Sin embargo, el cártel de países productores miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) –que posee el 46 por 100 de petróleo del mercado mundial, y el 81 por 100 de las reservas mundiales– es quien fija las producciones de petróleo de modo que no haya un exceso de oferta ni de demanda. Cuando hay exceso de oferta de petróleo, bajan los precios y la solución es limitar la producción mundial. Y al revés.

Pero existen otros países productores, que también inciden en el precio. La demanda de petróleo está vinculada a la situación económica mundial (si la situación es buena se consume más energía, más petróleo) y de las nuevas tecnologías que intentan sustituir el petróleo como fuente básica de energía, con el fin de reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera (CO2). La mayor demanda se encuentra ahora en los países africanos y asiáticos, mientras que en Europa está estancada, pues se utilizan fuentes de energía alternativas.

Además, en el precio de las gasolinas y los gasoiles incide el gasto en refino; hoy el petróleo es menos contaminante al estar más limpio de azufre, carbono y óxidos. También influye en el precio la situación política mundial, ya que cambia las expectativas tanto de producción como de consumo de petróleo. En el precio interviene el valor del dólar USA, pues su cotización oficial es en esta moneda. En este sentido Irán mantiene sus exportaciones a pesar de las sanciones impuestas por los Estados Unidos de Donald Trump. En el precio de las gasolinas y gasóleos interviene de modo principal los impuestos que los gobiernos ponen a los combustibles del país, que representan, en no pocos casos, más de la mitad del precio del mercado al público.

¿Qué es la OPEP? Fue creada en 1960 con el fin de controlar la producción, los precios y el mercado del petróleo a nivel mundial, el cual estaba controlado hasta entonces por siete compañías multinacionales, llamadas las “Siete Hermanas”. Integran la OPEP 14 países, entre ellos los cinco fundadores: Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Irak y Venezuela. No pertenecen a la OPEP países productores como Rusia, México, Sudán, Noruega, Omán y Egipto, aunque vigilan siempre las decisiones de la OPEP e incluso asisten a sus reuniones. La OPEP tiene su sede en Viena (Austria).

Ante la bajada de los precios del barril Brent, la próxima reunión de los ministros del petróleo de los países miembros de la OPEP, prevista para el próximo 6 de diciembre, podrá tomar la decisión de bajar el suministro de petróleo (cada país tiene asignada una cuota por la OPEP) de modo que no haya un exceso de oferta en el mercado y así subir un poco los precios, o bien dejar el precio en un límite mínimo de unos 50 dólares barril. En los mercados de futuros (cotizaciones del petróleo para el futuro, dependiendo de los stocks) el petróleo cotiza también a la baja.

Ante esta reunión de la OPEP, los países mueven piezas, y así Estados Unidos –que ha dejado en el aire la responsabilidad del asesinato del periodista Jamal Khashoggi para no romper con Arabia Saudí– hará valer su alianza con el país saudita e influir de modo importante en la fijación de las producciones y por tanto de los precios del petróleo. Riad no cerrará el grifo del petróleo porque sabe que esto molesta a los Estados Unidos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.