Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los vecinos de un granjero con cáncer se unen para recoger su cosecha

COTTON
Comparte

Greg no podía imaginar que sus vecinos tomarían esta decisión cuando él estuviera enfermo.

Greg Bishop es un granjero del condado de Floyd, en Texas (Estados Unidos). Su medio de vida es el habitual en la zona: los campos de algodón.

El pasado mes de septiembre, Greg recibió una mala noticia por parte del médico al que había ido a visitar: tenía leucemia.

Comenzó el tratamiento y, conforme han ido avanzando las semanas, sus fuerzas se han ido reduciendo debido al impacto de la quimioterapia.

El algodón -su algodón- permanecía en las plantaciones sin que nadie en la familia pudiera ocuparse de él. Sin embargo, los vecinos se habían dado cuenta de lo que iba a ocurrir y el pasado lunes 26 de noviembre quedaron citados los que quisieran formar un grupo para recoger la cosecha del campo de Greg.

Incluso sobraron voluntarios

Resultó emocionante ver que se encontró a un grupo de 20 agricultores que acudieron con su maquinaria y no solo eso: hubo que rechazar el ofrecimiento de muchos otros voluntarios.

Los tractores y cosechadoras verdes, los característicos John Deere que en esta época aparecen en las zonas agrícolas para recabar el algodón de la campaña anual, parecían un ejército en orden de batalla. Cada uno tenía instrucciones de lo que debía hacer y en poco tiempo Greg pudo ver que su cosecha quedaba a buen recaudo. No va a perderse ni una sola flor de algodón de sus 450 acres de tierra mientras él se recupera de su enfermedad.

La cadena CNN pudo hablar con uno de los vecinos de Greg. Se llama Aaron Hendricks y es gerente de una empresa. Aaron explicó que Greg, de quien es amigo desde hace 25 años, es un hombre apreciado por todos, que “no le habría pedido ayuda a nadie, pero habría sido el primero en salir si alguien más estuviera enfermo“.

Lo que para Greg suponía unas dos o tres semanas de trabajo, el grupo de granjeros lo hizo entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde. En total, 120.000 pacas de algodón embalado y listo para almacenar y transportar. En dinero, pueden calcularse unos 420.000 dólares.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.