¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Sorpresa! La catequesis del papa Francisco la dio un niño

POPE FRANCIS AUDIENCE
Antoine Mekary | ALETEIA | I.Media
Comparte

Papa Francisco explica cómo se debe hacer un transplante de corazón espiritual 

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Desear un corazón nuevo”, instó el papa Francisco para vivir una vida plena y vivir como niños “libres” delante del Padre. Pero hoy hubo una sorpresa. Un niño argentino autístico de 7 años hizo reflexionar al papa Francisco sobre esa libertad y se convirtió en el protagonista para deleite de los fieles y peregrinos presentes en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El niño Wenzel Eluney se ganó enseguida el corazón de los asistentes y del Pontífice, debido a su espontaneidad; sin considerar el momento solemne, se coló como un rayo en el escenario donde el Papa predicaba y se paró al lado del Guardia Suiza. Le agarró el vestido colorado, los guantes y la alabarda, y sin parar de divertirse dio varios giros alrededor. Era el centro de la audiencia, el protagonista absoluto.

La mamá del pequeño corrió y finalmente lo aferró delante del Papa y le explicó que eran de Argentina y que su hijo no hablaba. “Dejálo, si quiere jugar acá, dejálo”, dijo el Papa. Y luego dirigiéndose a monseñor Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia, bromeó: “Es argentino…indisciplinado”. La familia de Wenzel vive actualmente en Verona, norte de Italia, recibe la ayuda de la ANTS Onlus para el autismo. Se trata de una asociación de padres para hablar, aprender y entender como ayudar a sus hijos.

Aquí en fotografías la escena de lo ocurrido:

Francisco conmovido y aprovechando el momento de la bendición y de la oración por los niños y ancianos enfermos o que sufren dijo: “¡Queridos hermanos! Este chico es mudo. No puede hablar. Pero sabe comunicar, sabe expresarse. Y tiene una cosa que me hizo pensar. ¡Es libre! Indisciplinadamente libre (risas y aplausos). 

Pero es libre… y me hizo pensar a mí: ¿Yo soy también libre así delante de Dios? Cuando Jesús dice tenemos que hacernos como niños, nos dice que tenemos que tener la libertad que tiene un niño delante de su Padre. Creo que nos predicó a todos este chico. Y pidamos la gracia de que pueda hablar. ¡Gracias!”. 

El Pontífice concluyó hoy su propuesta de itinerario a través del decálogo y lo hizo a modo de recapitulación. En primer lugar, destacó brota “en nosotros un sentimiento de gratitud a Dios, que nos ha amado primero, y se ha dado totalmente sin pedirnos nada a cambio”.

Ese amor, subrayó, invita a “la confianza y a la obediencia, y nos rescata del engaño de las idolatrías, del deseo de acaparar cosas y dominar a las personas, buscando seguridades terrenales que en realidad nos vacían y esclavizan. Dios nos ha hecho sus hijos, ha colmado nuestro anhelo más profundo, siendo él nuestro descanso”. 

“Al liberarnos de la esclavitud de los deseos mundanos, podemos así recomponer nuestra relación con las personas y las cosas siendo fieles, generosos y auténticos”.

Francisco hace una analogía entre un cambio de vida y un trasplante de corazón espiritual. “Es un nuevo corazón, inhabitado por el Espíritu Santo, que se nos da a través de su gracia, el don de unos deseos nuevos que nos iimpulsa a una vida auténtica, adulta, sincera”. 

El decálogo con Jesús va más allá de las prohibiciones. “Cristo da cumplimiento a la ley, porque, desde la perspectiva de la carne, el decálogo con sus prohibiciones es una condena, un titánico esfuerzo para ser coherentes con la norma. Sin embargo, esa ley vista desde el Espíritu nos muestra el camino que nos conduce a la vida verdadera. Una feliz simbiosis entre nuestra alegría de ser amados y el gozo de Dios que nos ama”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.