Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

En busca del Santo Grial

Ma. Paola Daud
Comparte

Muchos lugares dicen tenerlo entre sus reliquias...pero sólo uno es el verdadero. ¿Cuál?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Mientras comían, Jesús tomó en sus manos el pan y, habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio a los discípulos, diciendo: Tomen y coman, esto es mi cuerpo.

Luego tomó en sus manos una copa y, habiendo dado gracias a Dios, se la pasó a ellos, diciendo: Beban todos ustedes de esta copa, porque esto es mi sangre, con la que se confirma la alianza, sangre que es derramada en favor de muchos para perdón de sus pecados. (Mt. 26, 26-28)

Muchos a lo largo de la historia se han preguntado ¿Qué se hizo de esta Santa Copa? ¿Se ha conservado hasta nuestros días? Y ¿Dónde se encuentra el Santo Grial?

Es una reliquia tan importante que hasta el famoso personaje de ficción Indiana Jones fue en su búsqueda en la película “La última cruzada”.

Entre una suerte de peripecias el arqueólogo Indiana Jones logró encontrarla y tenerlas en sus manos, nosotros también nos pusimos en búsqueda, y sin tantas peripecias, tan sólo con un relajado paseo logramos dar con él en la hermosa Catedral de la Asunción de Nuestra Señora de Valencia, en España.

Una catedral digna de ser admirada por su belleza arquitectónica que mezcla el gótico valenciano, románico, barroco, neoclásico y gótico francés.

Apenas entrando a la derecha después de pasar la pequeña capilla de San Sebastián se encuentra la Sala Capitular que atesora la venerada reliquia. Quien se acerca a ver el Santo Grial, sospecha de su procedencia al ver un cáliz ricamente embellecido con oro, piedra preciosas y perlas, pero en realidad el cáliz original es la parte superior. Una taza de ágata que los arqueólogos consideran de origen oriental fabricada entre los años 100 al 50 antes de Cristo.

¿Pero qué hace el Santo Grial en Valencia?

La tradición cuenta tras utilizarla Nuestro Señor Jesucristo en la última cena fue llevado por san Pedro a Roma. Allí fue custodiada por los papas hasta que Sixto II, a causa de las terribles persecuciones a los cristianos en esa época, entregó la preciada reliquia a San Lorenzo mártir, su diácono.

El santo trasladó el cáliz a Huesca, su patria natal y allí estuvo desde el siglo III hasta el año 712, que a causa de las invasión musulmana pasó a estar escondido en los Pirineos. Luego residió en el monasterio de san Juan de la Peña (Huesca), como lo atestigua un documento del año 1071 que menciona un precioso cáliz de piedra.

De allí el Santo Cáliz, pasó a Zaragoza, al palacio real del Aljafería, donado por la comunidad de San Juan de la Peña en 1399 al rey de la Corona de Aragón, Martín el Humano y estuvo en poder de los monarcas de la corona hasta que el 1437 cuando Alfonso el Magnánimo, llevó el relicario real al palacio de Valencia, ya que debía ausentarse por un tiempo, y fue entregado junto con otras reliquias a la Catedral de Valencia en el año 1437 (Volumen 3.532, fol. 36 v. Del Archivo de la Catedral).

Desde entonces fue una reliquia muy venerada por los fieles, y fue visitada por san Juan XXIII, que concedió indulgencia plenaria en el día de su fiesta anual, san Juan Pablo II, que celebró la Eucaristía con el Santo Cáliz durante su visita a Valencia el 8 de noviembre de 1982 y por papa Benedicto XVI, que celebró la Eucaristía con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias, el 8 de Julio de 2006.

Hoy se puede contemplar esta preciosa reliquia en la hermosa Catedral de Valencia, y rezar junto al Cabildo de canónigos la Liturgia de las Horas (Laudes y Hora intermedia) y la Santa Misa, en canto gregoriano.

Los jueves, se expone el Santísimo Sacramento, se cantan las aclamaciones al Santo Cáliz y se da la bendición en presencia del Santísimo.

El Jueves Santo, el Santo Cáliz es llevado al altar mayor de la Catedral en la procesión de entrada de la Misa en la Cena del Señor, y lo mismo en la “Fiesta anual del Santo Cáliz”, que se celebra el último jueves de Octubre.

Fuente: catedraldevalencia.es

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.