Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué los amigos son buenísimos para la salud?

Por oneinchpunch/Shutterstock
Comparte

Cuida a tus amigos porque parte de tu salud depende de ellos. Veamos porqué

Las amistades pueden tener una gran repercusión en tu salud y en tu bienestar, pero no siempre es fácil construirlas o mantenerlas. Comprende la importancia de las amistades en tu vida y qué puedes hacer para construirlas y cultivarlas.

Tener buenos amigos es bueno para la calidad de vida, personal y social. Por ejemplo, la presencia de buenos amigos:

  • Aumentan la sensación de pertenencia y de propósito
  • Aumentan la felicidad y reducen el estrés
  • Mejoran la confianza en uno mismo y la autoestima
  • Te ayudan a enfrentar las situaciones traumáticas, como el divorcio, la enfermedades graves, la pérdida de trabajo o la muerte de un ser querido
  • Te motivan para cambiar o evitar que lleves un estilo de vida poco saludable, como tomar alcohol en exceso o no hacer ejercicio

Los amigos también pueden cumplir un rol importante en promover tu salud general. Los adultos con un fuerte apoyo social tienen menor riesgo de muchos problemas de salud importantes; por ejemplo, depresión, presión arterial alta y un índice de masa corporal (IMC) poco saludable. 

¿Qué cantidad de amigos es saludable? La calidad es más importante que la cantidad. Aunque cultivar una red diversa de amigos y conocidos es bueno, también es recomendable tener algunos amigos que sean verdaderamente cercanos y que te acompañen en las buenas y en las malas.

¿Cómo puedo cultivar mis amistades?

Entablar y mantener relaciones saludables supone dar y recibir. En ocasiones, eres quien brinda apoyo y, en otras, eres quien lo recibe. Hacerles saber a tus amigos que te preocupas por ellos y los aprecias puede fortalecer el vínculo.

Ser un buen amigo es igual de importante que rodearse de buenas amistades. Por ello se recomienda:

  • Sé amable. Este comportamiento sumamente básico, que se enfatiza durante la niñez, sigue siendo la clave de las relaciones exitosas entre adultos. 
  • Escucha. Pregunta qué sucede en la vida de tus amigos. Haz que la otra persona sepa que le estás prestando mucha atención a través del contacto visual y el lenguaje corporal. Cuando tus amigos compartan detalles de momentos o experiencias difíciles contigo, muestra empatía, pero no les des consejos a menos que te los pidan.
  • Ábrete. Genera intimidad con tus amigos compartiendo tus sentimientos. Estar dispuesto a revelar experiencias y preocupaciones personales demuestra que tu amigo ocupa un lugar especial en tu vida y profundiza la conexión.
  • Demuestra que se puede confiar en ti. Ser responsable y confiable es la clave para entablar relaciones sólidas. Respeta tus compromisos y llega a horario. Respeta los compromisos que asumiste con tus amigos. Cuando tus amigos compartan información confidencial contigo, no la divulgues.
  • Ponte a disposición. Para entablar una amistad estrecha, debes pasar tiempo junto a tus amigos. Haz el esfuerzo de ver a tus amigos nuevos periódicamente y de comunicarte con ellos entre los encuentros. Las primeras veces puedes sentirte incómodo al hablar por teléfono o juntarte con ellos, pero es probable que esa sensación vaya desapareciendo a medida que empiezan a sentirse más cómodos entre sí.

Recuerda que nunca es demasiado tarde para entablar amistades nuevas o volver a conectarte con viejos amigos. Invertir tiempo en hacer amigos y fortalecer tus amistades puede traducirse en una mejor salud y un panorama más prometedor para el futuro.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.