Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“13 Reasons Why” incrementa el comportamiento suicida entre los adolescentes

13 Reasons Why, 2017.
Comparte

La alarma aumenta

Desde el debut del programa en 2017, los expertos en salud mental han expresado alarma sobre la serie de Netflix “13 Reasons Why” (“13 Razones por las qué”), apunta un reciente artículo del veterano periodista (especializado en temas de sociedad y cultura) Tom Jacobs, redactor senior del periódico Pacific Standard.

La serie de Netflix en la que una adolescente (Hannah Baker) se suicida y describe póstumamente cómo llegó a tomar esa decisión, disparó las búsquedas de la palabra “suicidio” en el motor de búsqueda de Google, y también las consultas sobre métodos específicos de terminar con la propia vida.

La alarma aumenta

Ahora, nuevas investigaciones entre jóvenes con alto riesgo de comportamiento suicida aumentarán las preocupaciones de estos expertos en salud mental en Estados Unidos, y en otras partes del mundo, en las que la serie de Netflix ha acaparado la atención de los adolescentes.

Entre una muestra de 87 niños y adolescentes estadounidenses con este tipo de tendencias, la mitad había visto al menos un episodio del programa y la mitad de los que lo hicieron, informaron que había aumentado el riesgo de que se suicidasen.

“Pocos creen que este tipo de exposición a los medios llevará a los niños que no están deprimidos y los hará suicidas”, dijo el autor principal del estudio, el doctor Victor Hong, director médico de servicios de emergencia psiquiátrica de la Universidad de Michigan. “La preocupación es sobre cómo esto puede afectar negativamente a los jóvenes que ya se tambalean al límite”.

Muchos la vieron sin compañía

El estudio, publicado en la revista Psychiatric Services, contó con respuestas de 87 jóvenes de entre 10 y 17 años, más un padre o tutor de cada uno. Todos los niños habían sido transportados a la división de emergencia psiquiátrica de la Universidad de Michigan en algún momento debido a “una preocupación relacionada con el suicidio”.

Los jóvenes completaron una serie de encuestas que midieron la gravedad de sus síntomas depresivos, la gravedad y la intensidad de sus pensamientos suicidas y su exposición a “13 Reasons Why”. Los familiarizados con la serie, indicaron cuántos episodios habían visto, con qué fuerza habían reaccionado al espectáculo y hasta qué punto se identificaron con el personaje central.

Sus padres completaron un cuestionario por separado, midiendo su propia conciencia de la serie, y si sabían que su hijo la estaba viendo.

De los 43 jóvenes suicidas (71 por ciento de los cuales eran mujeres), la mitad había visto al menos un episodio del programa y 40 por ciento había visto la serie completa de 13 episodios. “Sorprendentemente, 84 por ciento informó que lo habían visto sin una compañía”, agregó Jacobs en su artículo del Pacific Standard.

Cancelar la conversación con los padres

Más adelante indicó el periodista estadounidense que mientras que 80 por ciento de los espectadores informó haber hablado de la serie con amigos, solo 34 por ciento dijo que lo había hecho con uno de sus padres.

“La idea de que mirarlo provocaría una conversación entre los jóvenes y los padres no fue apoyada por estos resultados”, escribieron los investigadores de la Universidad de Michigan.

En lo que puede ser la estadística más preocupante, apuntó Jacobs, 51 por ciento de los que habían visto al menos un episodio del programa “indicaron que creían que ver la serie aumentaba su propio riesgo de suicidio hasta cierto punto”.

No es sorprendente que aquellos que expresaron esa opinión tendieran a identificarse más fuertemente con el personaje central, Hannah. “El personaje principal es fácil de identificar”, señaló el doctor Hong. “Es una chica adolescente que ha sufrido agresiones sexuales, intimidación y ansiedad, lo cual, desafortunadamente, afecta a muchos de nuestros jóvenes hoy en día”.

Netflix debería preocuparse

Los investigadores concluyen que la combinación de tales personajes fáciles de relacionar y la narración emocional, cargada de historias, puede aumentar los pensamientos suicidas entre quienes ya están pensando en suicidarse. Al menos, eso es lo que los propios adolescentes informan.

“La televisión es, por supuesto, solo uno de los muchos factores que influyen en el comportamiento suicida. Pero dado que la tasa de intentos de suicidio entre los adolescentes estadounidenses está aumentando dramáticamente, todos los contribuyentes potenciales deben ser examinados”, termina diciendo Jacobs en su trabajo en el Pacific Standard.

Y Netflix debería reflexionar sobre este asunto.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.