Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El peligro de la indecisión en las cosas de Dios

Comparte

Si eres una persona indecisa, necesitas leer esto

Había un muro que separaba dos grandes grupos.

Por un lado, estaban Dios, los ángeles y los siervos leales de Dios. Por otro lado, estaban Satanás, sus demonios y todos los hombres que no sirven a Dios.

Y, sobre el muro, había un joven indeciso, que había sido criado en un hogar católico, pero que, en ese momento, dudaba si seguir sirviendo a Dios o aprovecharse un poco más de los placeres del mundo.

El joven indeciso observó que el grupo del lado de Dios lo llamaba y le gritaba sin parar:

– ¡Eh, baja del muro ahora! ¡Ven para acá!

El grupo de Satanás no gritaba, ni le decía nada.

Esa situación siguió durante un tiempo, hasta que el joven indeciso decidió preguntarle a Satanás:

– El grupo del lado de Dios ha estado todo el tiempo llamándome para que baje y me quede de su lado.  ¿Por qué tú y tu grupo no me llaman, ni dicen nada para convencerme de que baje del lado de ustedes?

Grande fue la sorpresa del joven cuando Satanás respondió:

–  Es porque el muro ya es MÍO

———

Por Autor desconocido

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.