Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 27 julio |
San Pantaleón
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué a la Eucaristía se le llama «forma»?

ADORACJA

Grant Whitty/Unsplash | CC0

Henry Vargas Holguín - publicado el 08/11/18

Todos los sacramentos tienen materia y forma y esas palabras designan distintas realidades

Decirle forma a una hostia, consagrada o no, no es tan correcto. Algunos usan la palabra «forma», o «sagrada forma» o «forma sagrada» para hablar de la materia eucarística antes o después de la consagración. Pero es mejor rescatar la manera correcta de llamar a la materia de la Eucaristía.

Los documentos oficiales de la Iglesia no utilizan la palabra “forma” para referirse a la materia de la Eucaristía; hablan de “hostias” (Instrucción General del Misal Romano, 286; IGMR, 321), pues la palabra hostia tiene un significado profundo.


EUCHARYSTIA

Te puede interesar:
¿De dónde viene la palabra “hostia”?

Los sacramentos tienen materia y forma. La materia es el elemento material, tangible, sensible al que se acompañan unas palabras del ministro (forma). La “forma”, pues, son las palabras que acompañan un rito.

La “forma” de un sacramento son las palabras que pronuncia el ministro ordenado, y que, unidas a la materia correcta y dichas con la intención que tiene la Iglesia, confieren el sacramento.

Concretamente, en el caso del sacramento de la Eucaristía, la forma es la fórmula de consagración. La “forma” es la fórmula de la consagración del pan y del vino para que se conviertan en el cuerpo y la sangre del Señor Jesucristo.




Te puede interesar:
¿Quién realiza el milagro de convertir el pan en Cuerpo de Cristo?

Y esta “forma” bien podría llamarse “sagrada”, pues son las mismas palabras que pronunció el mismísimo Jesús en la última cena, a diferencia de las otras palabras que forman parte del rito para conferir los demás sacramentos, que son de origen eclesial.

Después de la consagración de las especies eucarísticas, más que hablar de pan (u hostia consagrada) y vino consagrados, lo más correcto y justo es hablar del cuerpo y la sangre de Cristo.




Te puede interesar:
¿La Eucaristía es realmente algo más que pan y vino?

Tags:
comunionconsagracioneucaristialiturgiasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
3
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
4
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
5
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.