Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Caravana de Migrantes: la punta del iceberg de algo muy grande

MEXICO US MIGRATION
GUILLERMO ARIAS / AFP
Comparte

Una causa de la migración: la desigualdad. Otra: la pobreza. Y una más: la no integración de los pueblos*

La Caravana de Migrantes que avanza por el territorio mexicano desde Centroamérica ha suscitado todo tipo de comentarios. Las causas que han impulsado a miles de personas, entre ellos niños y adolescentes, han sido motivo de especulación y de informes que señalan diversos factores políticos como la corrupción de los gobiernos de la subregión.

También se habla del asedio de las pandillas (maras), del crimen organizado, el narcotráfico y de la enorme presencia de los residuos de guerras civiles y conflictos internos que han golpeado a Honduras, Guatemala o El Salvador en las últimas décadas.

Quizá todo esto ha sido factor de que al menos 7.500 personas marchen en estos días por territorio mexicano, buscando asilo en este país o refugio en Estados Unidos, pero: ¿qué hay de la desigualdad, de la pobreza y de la falta de integración que sufren estos países centroamericanos?

Ricos muy ricos, pobres muy pobres

En este contexto, la jefe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, alertó sobre los abismos de renta en los países centroamericanos (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá). Cuando se consideran estas naciones juntas, se estima que 20 por ciento de las personas más ricas concentran 47 por ciento de todos los ingresos.

En una conferencia celebrada en México para discutir los desafíos de América Central, Bárcena subrayó que en los últimos cinco años, la región tuvo un crecimiento económico medio del 3.9 por ciento, por encima del 0.8 por ciento estimado para todos los países latinoamericanos y caribeños.

La variación positiva, sin embargo, oculta niveles de pobreza extremadamente altos, con tasas que llegan a 76.1 por ciento de la población de Guatemala, 65 por ciento en Honduras y 50 por ciento en Nicaragua. De acuerdo con la secretaria ejecutiva de la CEPAL, un individuo que forma parte del 10 por ciento más rico de América Central tiene ingresos de 20 a 70 veces más alto que uno entre el 10 por ciento más pobre.

Igualar para crecer, crecer para igualar

Bárcena subrayó que más de 600.000 jóvenes en la subregión buscan empleos, pero la generación de nuevas plazas llega a solo a cerca de 250.000 puestos de trabajo. Ante la miseria y la falta de oportunidades, una de las opciones es la migración, incluyendo de menores de edad.

“Necesitamos crecer para igualar e igualar para crecer”, dijo la autoridad máxima de la comisión regional. “Los países deben invertir en capital humano, reducir las lagunas en la educación formal que van perdurando entre las generaciones, y dar un salto amplio a la educación superior (universitaria). Debemos eliminar las barreras en el acceso a la salud, que reducen la productividad y la expectativa de vida”, resaltó.

Durante el evento, Bárcena defendió un fortalecimiento de la integración latinoamericana y caribeña. Se trata de una estrategia para lidiar con el complejo contexto global, de creciente proteccionismo en las relaciones económicas. A nivel centroamericano, la jefa de la CEPAL propuso “una alianza productiva para apoyar la diversificación y la agregación de valor de las exportaciones”.

Integración como motor para evitar migración

“Para alcanzar estos objetivos, es crucial avanzar en la facilitación del comercio y reducir incentivos no arancelarios, además de mejorar la calidad de la infraestructura, las capacidades científicas y los recursos humanos”, completó su propuesta la dirigente de la CEPAL.

“Que la integración sea un motor, que se identifiquen áreas de expansión, que se diversifique con innovación tecnológica”, enfatizó Bárcena.

La jefa de la CEPAL defendió además una “política fiscal que frene la evasión”, además de pedir “una sustentabilidad ecológica y ambiental como límite estratégico para la inversión, la innovación y la producción”.

La punta del iceberg

En esa misma tesitura se ha manifestado la Iglesia católica mexicana. Según un editorial del Servicio de Información de la Arquidiócesis de México (SIAME), “La migración, tanto en América Central como en México, es solo la punta del iceberg de millones de personas que sufren de pobreza, injusticia, violencia y corrupción”.

El comentario insiste en que “miles de hermanos de América Central, principalmente de Honduras, atraviesan hoy nuestro territorio en un éxodo histórico persiguiendo el ‘sueño americano’. La Caravana de Migrantes es un desafío para México”, se puede leer en el texto.

Y termina diciendo que “para la Iglesia Católica, ningún ser humano es ilegal, y esta manifestación legítima de miles de personas que buscan su supervivencia o un mínimo de decoro en su estilo de vida, debe ir más allá de las sospechas, las indicaciones y las implicaciones políticas o legales. , porque es un grito de denuncia del ‘desplazamiento silencioso e inhumano’, como decían los obispos mexicanos, que no dudaron en movilizarse para brindar asistencia a los migrantes”.

Con información de ONU Brasil y SIAME

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.