Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿El mejor producto de limpieza que existe? La luz del sol

SUNLIGHT
Shutterstock
Comparte

Sabemos que el sol puede iluminar nuestro estado de ánimo, pero aquí también se explica cómo puede limpiar nuestros hogares

La sabiduría popular de que la luz del sol es buena ha resultado ser verdadera en más de un sentido. Cuando tu piel se expone a la suficiente luz solar, produce vitamina D, que favorece el crecimiento óseo y previene enfermedades como la depresión, el cáncer o las cardiopatías. Pero resulta que la luz del sol también te ayuda a gozar de buena salud al mantener tu casa limpia.

En un estudio realizado en la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, los investigadores utilizaron las habitaciones con polvo de una casa de muñecas para analizar cómo respondía este polvo a la exposición solar. El polvo con el que se llevó a cabo el experimento se había recogido en hogares reales de Portland y, tras 90 días, su contenido mostraba una mejora espectacular. Las habitaciones expuestas a la luz del sol tenían casi la mitad de bacterias viables en comparación con las habitaciones oscuras.

En el estudio también se mostraba que la luz ultravioleta resultaba ser solo un poco más eficaz que la luz solar a la hora de eliminar las bacterias. La mayoría de los cristales de las ventanas filtran la luz ultravioleta pero, por suerte, la luz que pasa es prácticamente igual de eficaz. Dicho estudio puede conducir a nuevos vínculos entre la luz solar y la calidad del aire.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.