Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
Santa Catalina de Alejandría
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Te cuesta luchar por algo? Resiliencia y da un paso más

STUDYING

Evgeny Atamanenko - Shutterstock

Repasa y repite el proceso

Carlos Padilla Esteban - publicado el 31/10/18

Si me desanimo habrá muchas cosas que se queden sin hacer…

En ocasiones opto por lo prudente. Y lo prudente parece ser no gritar, no exigir, no llamar la atención en exceso, no forzar las cosas, no presionar, no insistir.

Siempre me han sorprendido las personas insistentes. Son insaciables y no se dejan llevar por el desaliento. Insisten aunque sean rechazadas. Lo vuelven a intentar después de haber fracasado. Me impresiona tanta perseverancia.

El otro día leía: La persona afectivamente madura es capaz de ir a contracorriente con respecto a los impulsos de distinto género que recibe, tanto desde el punto de vista personal como social. Esta capacidad está en la base de la perseverancia respecto de una decisión adoptada y que se mantiene aun en medio de las más diversas dificultades”[1].

Me gusta la perseverancia. Creo que soy débil y me cuesta perseverar. Insistir cuando he recibido un no como respuesta o un silencio a mis preguntas.

Me resulta violento perseverar en mi llamada, en mi exigencia. Peco de prudente y callo. Si me dicen que calle, yo callo. Y no persevero en la búsqueda de mi deseo.

Me desanimo ante los contratiempos. Dejo de luchar cuando veo que todo resulta infructuoso. Si no obtengo premio rápido a mi entrega, dejo de dar la vida.

Desconfío de poder llegar a la meta marcada cuando arrecian las dificultades. Me parece imposible y desisto de mi interés. Es como si ya no me hiciera falta lo que sueño. Y pienso que no quiero pecar de pesado.

Me sucede algo parecido en mis proyectos. Inicio algo con mucha ilusión. Comienzan las tormentas y complicaciones y pierdo el ánimo.

Demasiado sensible a las inclemencias y dificultades. Como si me faltara una fuerza interior que me hiciera más resiliente ante las complicaciones del camino.




Te puede interesar:
Resiliencia: una gran arma interior

Quiero aprender a perseverar. No dejo de gritar pidiendo ayuda. No dejo de insistir. Si me desanimo habrá muchas cosas que se queden sin hacer. No lo quiero.

Deseo luchar hasta el final. Exigirme siempre un paso más. No perder la esperanza en medio de la batalla.

[1] Giovanni Cucci SJ, La fuerza que nace de la debilidad

Tags:
resiliencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.