Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 04 agosto |
San Juan-Bautista María Vianney
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Qué puede haber detrás de un comportamiento misógino?

MOTHER

VGstockstudio - Shutterstock

Javier Fiz Pérez - publicado el 29/10/18

Él no lo sabe pero su actitud demuestra que odia a las mujeres. ¿Por qué? Algún trauma infantil puede tal vez ser la respuesta a esta pregunta.

La misoginia es rechazo, odio y/o prejuicios exagerados hacia las mujeres en general. Está basada en creencias irracionales, por ejemplo que la mujer es mala de por sí, que no piensa o que es inferior al hombre. O que cuando actúa de una cierta manera, pretende hacerle daño.

En muchos casos los misóginos ni saben que odian a las mujeres pues la misoginia es algo bastante inconsciente. No es que odien a las mujeres, sino que experimentan un rechazo irracional hacia la mujer en general, o hacia algunos aspectos de la psicología femenina. Y este rechazo está muy conectado con traumas vividos en la infancia, y relacionados con la figura femenina – muchas veces, con la madre.

No podemos tener una sociedad emocional y psicológicamente saludable sin hombres emocionalmente y psicológicamente sanos. Los hombres que están siendo impulsados por la energía emocional y psicológica de traumas desde la infancia, sean estas conscientes o no, seguirán creando sufrimiento hasta que no vengan resueltas.

La madre es la artífice y la causa inicial del futuro desarrollo del hijo. Está claro que no podemos reducir ni simplificar el análisis de las causas sobre los comportamientos equivocados o trastornos de los adultos como si todo fuera debido a la mala conducción inicial de la madre en su relación con el recién nacido.

Sin embargo, la incidencia de los primeros meses y años es hoy día innegable desde el punto de vista científico. Por esto mismo, todo lo que se pueda hacer por tutelar la mujer en su vocación de maternidad será siempre una prioridad en cualquier sociedad que quiera reconocer el ser humano como centro y fin del desarrollo social.

Psicologías infantiles heridas por actitudes y carencias de la madre

Es evidente que una relación poco estable desde el punto de vista emocional por parte de la madre puede generar una herida en la psicología del hijo.

Esta herida supone una lesión en la psique de un niño por carencias en la relación materno-filial. En algunos casos, es el resultado de la ausencia o falta de disponibilidad de una madre debido a muerte, enfermedad, adopción u otras circunstancias que separan dramáticamente al niño de la madre.

Pero también es común que esta herida sea originada por el cúmulo de lesiones a lo largo de los años en la psique del niño. Es fruto de la manera de actuar de la madre, conscientemente o no, desde su propia herida o desde sus propios límites psicológicos e historia personal.

Esta herida puede predisponer al hombre a la vulnerabilidad y susceptibilidad a aspectos oscuros o negativos de lo femenino, así como condicionarlo a la ceguera y a la no aceptación de ciertos comportamientos en las mujeres.

De igual manera se puede desarrollar un mecanismo de misoginia por el que la estima de la figura femenina será siempre penalizada por los recuerdos negativos vividos en el pasado.

¿Qué hacer?

Es necesario trabajar conscientemente para superar heridas de la infancia

1. Tomar conciencia de estas heridas que pueden estar escondidas sin ser reconocidas y estar sin cicatrizar. Hacen daño a los hombres y a todo el contexto social que frecuentan, principalmente a su matrimonio (si es que lo tiene) y familia.

A menudo parece que estamos inundados con una corriente aparentemente infinita de historias sobre misoginia, abuso y violencia infligida hacia las mujeres. Es importante tener presente que muchos de estos hombres están siendo impulsados, al menos en parte, por la poderosa e inconsciente energía emocional de una experiencia negativa o herida aun no resuelta.

2. Solicitar ayuda profesional: La Psicología hoy ofrece muchos instrumentos concretos para identificar estos problemas e idear un plan de trabajo concreto que pueda orientar las persona hasta que superen los traumas originados en su niñez o años atrás.

Tags:
maternidadmujerpsicologíatraumaviolenciaviolencia contra la mujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
3
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
6
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
7
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.