Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La “Misa” de Leonard Bernstein vuelve al escenario en Baltimore

Comparte

La producción, que se inspira en la Misa católica romana, honrará el centenario del nacimiento de Bernstein

En su tiempo, Leonard Bernstein compuso algunas de las obras más memorables y fascinantes de Broadway. Obras como On the Town y West Side Story las siguen interpretando compañías de teatro por todo Estados Unidos y más allá. La obra de Bernstein mostraba un cierto deseo de descubrir la verdad y la belleza, un elemento temático claramente aparente en su misa o Mass de 1971, subtitulada como “pieza de teatro para cantantes, actores y bailarines”.

La obra emplea secciones de la Misa católica romana, cantadas en latín, que Bernstein fusiona con letras adicionales en inglés del letrista Stephen Schwartz (autor de Godspell y de Wicked). La historia sigue a un joven sacerdote que guía a su inquieta congregación a través de la liturgia. Los estilos musicales cambian a lo largo de la obra, en la que el celebrante empieza cantando ligeramente de forma popular, terminando la pieza con una voz operística.

El celebrante gana el control de su congregación en los minutos finales del espectáculo, gracias a la señal de la paz. Bernstein describió una vez lo que intentaba transmitir con esta escena:

“La cadena de abrazos crece y se enlaza por todo el escenario, finalmente con el público y, con optimismo, con el mundo exterior”.

El texto inglés es la fuerza impulsora del drama en el espectáculo, ampliando, diseccionando y desafiando cada porción de la liturgia. Sin embargo, por esto mismo la Mass de Bernstein recibió críticas de muchos católicos en los años 1970. Las críticas originales también desaprobaron la ecléctica variedad de estilos musicales empleados a lo largo de la obra. La producción recurre a una orquesta completa, una banda de marchas, instrumentos eléctricos, múltiples coros, grabaciones previas e incluso kazoos (un pito de caña).

Esta producción extrae su talento de la ciudad de Baltimore. Presentada por el Instituto Peabody de la Universidad Johns Hopkins, incluirá a la Orquesta Sinfónica de Blatimore dirigida por Marin Alsop, amiga de Bernstein, también contará con la Peabody Opera Theatre Orchestra, los Peabody Singers, Peabody Children’s Chorus, Preparatory Wind Orchestra y miembros de programa de danza BFA del conservatorio.

Las contribuciones corales vendrán del Morgan State University Choir, del Peabody-Hopkins Chorus y vocalistas adicionales de Baltimore City College High School, Baltimore School for the Arts, Universidad Johns Hopkins y la New Psalmist Baptist Church.

El periódico The Baltimore Sun habló con la directora Marin Alsop sobre cómo es trabajar con un elenco de casi 500 participantes: “Hay todo un viaje solamente en escuchar la pieza, pero el viaje mayor es trabajar con todos los intérpretes desde el principio hasta el final”, afirmó Alsop. “Normalmente, hay un sacrificado periodo de ensayo y prácticamente eres rehén de esos ensayos. Lo más desafiante en esta ocasión fue trabajar siguiendo un horario cuando los intérpretes tienen que ir también a la escuela”. 

Aunque la obra original contiene varias líneas mordaces dirigidas hacia la Guerra de Vietnam, la directora Alsop, que trabajó con Bernstein en el espectáculo, ha ajustado algunas de esas líneas para mencionar preocupaciones más contemporáneas, según explicó la directora. “En vez de la Guerra de Vietnam, en esta ocasión tratamos el caso [de la problemática de la violencia policial racista con la muerte] de Freddie Gray”, afirma la directora. “En vez de liberación sexual, abordamos los escándalos sexuales en la Iglesia”.

Curtis Bannister, el actor que encara el papel de celebrante por primera vez, declaró: “La ciudad es muy diferente de 2008, cuando la interpretó la Baltimore Symphony Orchestra”, expresa Bannister. “El momento es muy diferente. Eso dará a la Mass una emoción y sobrecogimiento diferentes. Creo que va a ser algo absolutamente inspirador. E interpretarla en la iglesia New Psalmist Baptist Church atraerá a personas de partes muy diferentes de la ciudad”.

El espectáculo abrirá sus puertas el 26 de octubre en la iglesia New Psalmist Church, en Baltimore, Estados Unidos. Dado que es una obra basada en gran medida en el trabajo de estudiantes, no se espera que esté rodando mucho tiempo, así que compra tus entradas cuanto antes.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.