Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eusebio de Vercelli
home iconEspiritualidad
line break icon

Si buscas tu perfección, esta es la manera

PORTRAIT

Joshua Porter-(CC BY-NC-SA 2.0)

Lorena Moscoso - publicado el 25/10/18

En 3 palabras: gracia, fragilidad, abandono

Hace unos meses vi la película “Pablo, apóstol de Cristo” y quedé cautivada por una frase que Pablo repetía al verse atacado por los remordimientos de su vida pasada como perseguidor de los cristianos: “Mi gracia es suficiente”, repetía una y otra vez.

Semanas después, leyendo la Biblia, encontré lo siguiente:

“Y por eso, para que no me engría con la sublimidad de esas revelaciones, fue dado un aguijón a mi carne, un ángel de satanás que me abofetea para que no me engría. Por este motivo, tres veces rogué al Señor que se alejase de mí. Pero Él me dijo: “Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza”. Por tanto, con sumo gusto seguiré gloriándome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mi la fuerza de Cristo. Por eso me complazco en mis flaquezas, en las injurias, en las necesidades, en las persecuciones y las angustias sufridas por Cristo; pues cuando estoy débil, entonces es cuando soy fuerte” (2 Corintios 12, 7-10).

Quedé impactada por la profundidad de estas palabras ¡Mi gracia te basta! ¡Es todo lo que necesitamos escuchar!

La gracia es definida como un don sobrenatural de Dios para fortalecernos en algún ámbito de nuestro ser y obrar de acuerdo a Su voluntad. La gracia siempre nos conduce hacia un lugar mejor.

“Estar en gracia” es un requisito imprescindible para ver la obra de Dios en nuestras vidas y significa no perder el vínculo que nos une a Dios.

Si pecamos perdemos su gracia, si nos reconciliamos mediante sus sacramentos, recibimos nuevamente la gracia que nos acerca a Dios y nos fortalece.

A este don de Dios se le llama comúnmente gracia santificante. Santificar se refiere a perfeccionar, por lo tanto, la gracia nos perfecciona y nos aproxima cada vez más a ser los hombres y mujeres que, según el proyecto de Dios, estamos llamados a ser.

Esta gracia funciona como un motor que mantiene vivo el proceso de transformación en nosotros. Si nos esforzamos por mantenernos en gracia podremos ver claramente la manera en que Dios hace su trabajo.

El mensaje de Pablo es un mensaje de fragilidad que experimentamos todos. Todos somos heridos por diversas situaciones que nos ponen en la disposición de recibir de Dios todo lo que Él quiere derramar sobre nosotros.

La función del aguijón que carga Pablo en el corazón tiene una doble función: recordarle su fragilidad y obligarlo de alguna manera a entender y aceptar que Dios es todo lo que necesita para llevar a cabo lo que se espera de Él.

La gracia activa nos exige una actitud de abandono, de dejar de preocuparse por aquello que no está en nuestras manos.

Dios nos sigue llevando más allá de las cosas terrenales; nos dice: “olvídate de lo que te oprime, te necesito para algo más grande, todo lo que necesitas ya lo tienes en Mí”.

Tags:
gracia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.