Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 09 mayo |
Santa Luisa de Marillac
home iconActualidad
line break icon

Canadá legaliza la marihuana recreativa: ¿será la solución?

CANNABIS

Stacie DaPonte-(CC BY-SA 2.0)

Jaime Septién - publicado el 23/10/18 - actualizado el 23/10/18

¿Cuáles serán las consecuencias tanto sociales como culturales?

El miércoles 17 de octubre, Canadá se convirtió en el primer país del G-7 en legalizar y permitir el consumo de marihuana para uso recreativo. Al regularizar la producción, distribución y venta de cannabis, el gobierno canadiense ha argumentado que el objetivo que persigue es “mejorar la seguridad y la salud de su población”.

La pregunta obligada es si esta decisión tendrá los efectos deseados, de seguridad y salud, o, por el contrario, la legalización de la marihuana tendrá repercusiones muy diferentes a las buscadas.

Un dilema mundial

En muchos países, el estatus legal de la marihuana es complejo y en ocasiones contradictorio. En la mayoría de los casos se ha optado por la tolerancia, donde coexisten legislaciones que prohíben la producción y venta de cannabis, por un lado, y, por otro lado, permiten un consumo personal de hasta cierto gramaje de esta droga.

En particular son quince países en el mundo los que permiten, en mayor o menor medida, el consumo de marihuana; en algunos solamente para uso medicinal y en otros se sigue una política de “ver hacia otro lado” en lo referente al consumo recreativo.

Más de la mitad de estos países se encuentran en el continente americano: México, Estados Unidos, Canadá, Jamaica, Uruguay, Costa Rica, Colombia y Chile. De estos países, solamente dos han legalizado totalmente la producción, distribución y venta de cannabis: Uruguay, que lo hizo el año pasado, y ahora Canadá; además de nueve estados de Estados Unidos, donde también se ha legalizado el consumo recreativo de la marihuana.

El caso de Holanda

Uno de los referentes mundiales de consumo abierto de marihuana es, sin duda, Holanda. Si bien, el consumo de la droga no es legal en sentido estricto, Holanda ha tenido –durante décadas– una política de tolerancia que de facto ha hecho que se pueda consumir de forma libre esta droga en ciertos establecimientos conocidos como coffeeshops. El caso holandés puede arrojar cierta luz sobre los efectos de la legalización.

Uno de los principales argumentos a favor de la legalización del consumo de cannabis es que al regular toda la cadena, desde el cultivo hasta la venta final al consumidor, se termina con el narcotráfico, con la consecuente reducción de violencia y criminalidad que eso conlleva. Sin embargo, este argumento puede no ser tan sólido como se piensa.

Recientemente, la Asociación de la Policía Holandesa (NPB por sus siglas en inglés) envío al Parlamento un informe donde se denuncia la existencia de una “economía criminal paralela basada en el tráfico de drogas” y se afirma que Holanda “cumple muchas de las características de un narcoestado”.

La NPB pone en el centro del problema a los coffeeshops donde se consume marihuana. Ha sido alrededor de estos lugares, que paradójicamente surgieron para acabar con la delincuencia, donde han proliferado organizaciones delictivas que la policía no tiene capacidad para desmantelar.

Un informe de 2016 elaborado por Europol y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías apunta en la misma dirección, al considerar a Holanda como el principal núcleo de narcotráfico del continente europeo.

Una reflexión necesaria

La legalización de la marihuana es uno de los puntos más polémicos de las agendas legislativas de muchos países, entre ellos México y Estados Unidos. Existe un fuerte impulso por legalizar una industria que reportaría miles de millones de dólares en ganancias anuales.

Ante este panorama debe prevalecer una reflexión sincera, acompañada de un estudio detallado de las posibles consecuencias, tanto sociales como culturales. No vaya a ser que la solución sea más grave que el problema.

Tags:
canadadrogasmarihuana
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
5
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
6
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
7
Patricia Navas
Oración para que vuelva a la Iglesia alguien que quieres
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.