Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Propuesta: Las mujeres deberían poder votar en el Sínodo

Cristian Gennari/FV400
Comparte

Internet para unir a los jóvenes migrantes de Medio Oriente y del mundo

“Considerar la posibilidad de otorgar a las mujeres presentes en el Sínodo el derecho al voto”, lanzó la propuesta Yadira Vieyra, auditora, estudiosa y asistente para familias de emigrantes  en Estados Unidos. Lo hizo saber a la prensa durante la reunión informativa sobre los trabajos sinodales en la oficina de Prensa de la Santa Sede este viernes 19 de octubre de 2018. 

A la pregunta sobre el papel de las mujeres, Vieyra respondió que ellas ”también aportan en la formación de los miembros de la Iglesia”. “Desafortunadamente, – continuó – estas hermanas nuestras religiosas no pueden votar”. Se lamentó sobre la diferencia entre los religiosos, que tienen derecho a votar, y las religiosas, que no tienen esta facultad en el Sínodo de los Obispos. “Es importante reconocer el trabajo que hacen las mujeres hacia los más pobres y los más vulnerables”, sostuvo Vieyra.

La red para llegar a jóvenes refugiados o migrantes forzados 

Por otro lado, se lanzó una propuesta para que el Vaticano abra una “oficina” para unir proyectos pastorales usando Internet y las redes sociales. Un proyecto dirigido a los jóvenes de Medio Oriente y del mundo que han emigrado forzadamente o son perseguidos por su fe. La propuesta la realizó monseñor Joseph Naffah, obispo titular de Aradus, obispo auxiliar de Joubbé, Sarba Jounieh de los Maronitas, Sínodo de la Iglesia Maronita (Líbano).

Monseñor Joseph Naffah compartió su experiencia que consiste en contactar en línea con jóvenes de Oriente Medio, de lengua árabe, dispersos en varios países por verse obligados a abandonar sus países y sus ciudades para encontrar un lugar tranquilo donde vivir. Centenares de ellos han participado en este proyecto pastoral en el mundo digital y podría extenderse a nivel global con la ayuda del Vaticano. 

“Somos una Iglesia de esperanza, estamos luchando y consideramos que esta lucha es una oportunidad para dar testimonio de fe, especialmente en tiempos difíciles”, dijo el prelado. Asimismo, señaló la difícil situación que enfrentan los jóvenes cristianos perseguidos o migrantes forzados y “dan testimonio de su fe en situaciones críticas, llegando al punto del martirio”. 

El proyecto de pastoral digital desde el Líbano ha dado como resultado el establecimiento de un Instituto de ciencias religiosas “en línea”, que ha cumplido cinco años consecutivos de labor. “Comenzamos con muy pocos estudiantes, y ahora somos 550 estudiantes repartidos por todo el mundo”, expresó mons. Naffah.

Entre los beneficiarios del proyecto, jóvenes refugiados que deseaban seguir estudiando y buscaban alternativas en la red. Un joven paralítico que apenas mueve sus dos dedos también forma parte de los inscritos, lo que muestra cómo Internet puede ser usado para integrar.  

La propuesta de mons. Naffah presentada al Papa es que se abra una oficina especial que reúna “las diferentes experiencias de la pastoral digital en diferentes países, como en Francia, Italia y los Estados Unidos”, aseguró el padre sinodal. “La pastoral digital es la nueva Ágora del tercer milenio, y la Iglesia está llamada a estar fuertemente presente en este mundo “. Más que “crear una plataforma de la Iglesia”, señaló Naffah, “debemos ir a todas las plataformas seguidas por la gente”. 

La Biblia en el celular 

Por otro lado, el sacerdote, Valdir José De Castro, S.S.P., Superior General de la Sociedad de San Pablo (Paulinos), sostuvo que “es urgente aprender a vivir en el mundo digital”. 

“El entorno digital es un campo esencial de la evangelización y debe adoptarse un estilo cristiano que no termina con la inclusión en la web de contenidos declarados católicos”, agregó. “Libertad, prudencia, responsabilidad”, instó De Castro.  Los jóvenes, consideró, deben ser protagonistas y no solo destinatarios. Porque “ellos son los que conocen mejor el idioma y la gramática de las redes sociales”. Por eso, indicó que ellos son los mejores evangelizadores. 

Entretanto, las “plataformas digitales” se extienden en Ghana, aseguró monseñor Emmanuel Kofi Fianu, obispo de Ho (Ghana). El prelado relató su experiencia en el apostolado bíblico con jóvenes gracias a la red y a “la combinación del mundo digital y la pastoral bíblica”. “Los jóvenes de hoy viven en el mundo digital, leer libros ya no está de moda”, expresó el obispo: “Si queremos establecer contacto entre los jóvenes y la Biblia, debemos distribuir la Palabra de Dios digitalmente, también a través del teléfono móvil”, sostuvo monseñor Fianu. 

Carta para los jóvenes del mundo

Ayer se informó a la prensa que los padres sinodales con el beneplácito del Papa Francisco, escribirán una carta para publicar al final del evento dirigida a los jóvenes del mundo. Así, la comisión de redacción del documento final y de la carta siguen trabajando sobre los respectivos textos. 

Mientras tanto, el trabajo del Sínodo de los Obispos prosigue, desde ayer en la tarde, con las reuniones de los padres sinodales y auditores, divididos en círculos menores, informó el prefecto del Dicasterio para la comunicación de la Santa Sede, Paolo Ruffini. 

El sábado continuarán los trabajos y la lectura en el aula de las relaciones de los 14 círculos sobre la tercera parte del documento.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.