Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Cuando el miedo impide decir "sí" a Dios

DWIE NOGI

Nicholas Kampouris/Unsplash | CC0

Carlos Padilla Esteban - publicado el 18/10/18

Parecía todo tan fácil así sobre el papel... Dejarlo todo, seguir sus pasos, dárselo todo a los pobres

No siempre es tan fácil obedecer lo que Dios me pide. Primero hay que tenerlo claro. Luego hay que actuar.

Sé que el que obedece no se equivoca. Es cierto, cuando hago lo que me piden, hago lo correcto. Yo no me equivoco, puede equivocarse el que me manda pero no yo.

Jesús le pidió algo al llamado joven rico porque él quería una respuesta, quería saber qué camino seguir.

“Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: – Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme”.

Me conmueve la mirada de Jesús. Lo mira con cariño. Lo mira con ternura. Lo ama. Tal vez hoy mira a este joven con esperanza.

Ve en él mucha pureza de intención. Ve un corazón grande y generoso. Ve una vida joven que quiere entregarse por entero. Confía en él, en su sí.

Y le abre entonces todo un mundo nuevo. Amplía su horizonte. Le habla no de recetas, sino de una vida de confianza en el amor de Dios.

Parecía todo tan fácil así sobre el papel… Dejarlo todo, seguir sus pasos, dárselo todo a los pobres. El joven sabe que si le obedece no se equivoca. ¿Cómo puede dudar? Parece sencillo.

Pero tiene miedo. Jesús no se limita a pedirle que cumpla, porque ya cumplía. Es un joven que conoce la ley. Sabe los mandamientos. Los cumple. No hay engaño en su vida. Es totalmente trasparente.

Me gusta su forma de mirar. Ya cumple con lo que pide la ley. Ya hace lo que Dios quiere. ¿Por qué es necesario algo más?

En ese momento descubre que seguir a Jesús es más peligroso, tiene más riesgos. Intuye que le falta algo. Pero no se arriesga.

Necesita vivir de otra manera para ser feliz. Para que su vida sea plena. Para encontrarle sentido a su entrega. Pero tiene miedo.

El joven rico quiere cambiar, pero no sabe bien cómo. Cumple con la ley. Pero algo le falta. Lo que le propone Jesús excede la norma y excede su valor. Va más allá de lo exigible. Habla de una generosidad que no se puede pedir. O se tiene o no se tiene.

Jesús se arriesga a abrirle un horizonte amplio. El horizonte del seguimiento. Le propone entregar su vida. Lo llama. Lo invita.

Pero él se turba y se aleja: “A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico”.

El evangelista añade que era muy rico. Joven y rico. Y quizás ahí estuvo su miedo, su duda. No era capaz de un sí tan amplio. Demasiado generoso.




Te puede interesar:
¿Eres rico en tu corazón?

Tags:
miedoriqueza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.