Aleteia

La batalla más grande de Leonor Varela, actriz chilena que ha brillado en Hollywood

LEONOR VARELA
Facebook Leonor Varela
Comparte

«¿Qué podría decir yo sobre lo que va a pasar? Solo Dios lo sabe. Yo pido un milagro”.

“Han sido días difíciles, por eso hemos estado atentos a sus altos y bajos. Hoy quiero pedirles que recen por Matteo, para que encuentre más paz dentro de lo que es la lucha por su vida. Que los brazos de la Virgen le den lo que yo no puedo: un poco de alivio en su camino de Guerrero. 🙏🏽✨ #fuerzamatteo”.

 

 

Este fue el mensaje publicado por Leonor Varela, destacada actriz chilena residente en Estados Unidos, en su cuenta de Instagram el 15 de septiembre recién pasado.

Fue en el 2013 cuando la artista chilena, que ha participado en varias series y películas en Hollywood, hacía público que Matteo padecía leucodistrofia, una enfermedad degenerativa de muy difícil tratamiento y pronóstico.

Leonor Varela relataba que, junto a su marido, el productor argentino Lucas Akoskin, se dieron cuenta que, a los pocos días de nacido, a su hijo le costaba succionar su leche. Después de llevarlo a doctores y especialistas, y someterlo a diversos exámenes pudieron dar con el diagnóstico: Matteo no tenía materia blanca en su cerebro (axones que conducen los impulsos nerviosos), una condición genética muy poco común y grave llamada leucodistrofia.

La actriz declaraba entonces: «si ya no me ven tanto en Twitter o metida de cabeza en temas sociales y ambientales, es porque tengo mi propia lucha en casa. No pierdo la fe en mi hijo ni en la vida ni en mí. Veo en él un guerrero y sólo él y la vida dirán qué es capaz de lograr».

Cinco años después de esa declaración, Leonor Varela decidió relatar, en primera persona, a revista Caras lo que ha sido este tiempo con su familia. “¿Cómo estoy?, pues por momentos frágil y cansada. Por momento alegre y esperanzada. Pero la mayoría del tiempo con los nervios desnudos y ocupada en sostener la vida de Matteo con interminables tareas, tratamientos y terapias”.

 

Ver esta publicación en Instagram

Escribí este relato para revista @caraschile yo misma, hace algunos meses atrás, por que me cuesta hablar...Por q siento que el limite de lo compartido y privado es complejo y prefiero hacerlo con respeto por mis propios sentimientos. No es fácil. Pero quiero inspirar y empoderar a todos los otros padres. Ojalá que así sea, y que estos se sientan un poco menos solos 💞 La verdad es que desde escribí este relato, la salud de Matteo no ha mejorado. Solo sé con certeza que la ola de amor que el inspira y evoca en cada uno de Uds me llena de orgullo de mama. Matteo es y sera por siempre el Gran Maestro del Amor. 💞💞💞💞💞💞💞💞💞 👉🏽 link en Bio I wrote this piece in @caraschile a few month ago because it is too hard for me to talk about it any other way. The boundaries of what I share and keep private are difficult to navigate...and I try to do it with as much Self Love as possible. But i do it because I want to inspire and empower all the other parents in my position...I hope that comes through, and that you feel a little less isolated or alone. 💞 The truth is that since I wrote this, Matteo’s health has not improved. I only know with certainty that I am infinitely proud of the wave of Love he inspires in all of you. Matteo is and will always be, the Master of Love.

Una publicación compartida de Leonor Varela (@la_leovarela) el

 

Para Leonor, y para todas las madres y padres que tienen a un hijo gravemente enfermos, los momentos parecen interminables “donde solo me sostiene la fe en Dios y en la vida, donde todo tiene un orden perfecto, aunque yo no lo entienda aquí y ahora”, escribe la actriz.

Como cualquier madre y padre debe conciliar el cuidado de Matteo con las necesidades de  Luna, su hija menor.  “Ver a su mamá y papá desaparecer por días y por turnos en el hospital es estresante para ella. Y reclama mayor atención para sentirse segura. Tenemos ahí que dar más de nosotros como padres”.

“Estos meses han sido un desafío para mi matrimonio. El desgaste del hospital, el no dormir y darlo todo por los chicos, hace que quede poco tiempo para la pareja. Y con Lucas sabemos que ésta requiere trabajo, esfuerzo y dedicación. No hay fórmula mágica, solo en constante deseo de crecer juntos y no dejar la vida, y lo que nos ocupa, nos separe. Con mi marido pasamos por momentos oscuros, pero gracias a Dios siempre logramos reconectar, hablar y entedernos” escribe Laeonor en revista Caras.

Por último, el relato de la actriz finaliza con “sobre la proyección y el futuro de Matteo, ni los doctores más capos del mundo – que soy afortunada de tener- dan con respuestas: entonces ¿qué podría decir yo sobre lo que va a pasar? Solo Dios lo sabe. Yo pido un milagro”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.