¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“¡No más cacería humana en Nicaragua!”, clama Báez tras abrazar a madres de jóvenes asesinados

BAEZ
Comparte

Este domingo, la represión y la intolerancia del régimen de Daniel Ortega volvió a hacerse presente en las calles de Managua.

“Esta mañana compartí con un grupo de madres de jóvenes asesinados víctimas de la represión en Nicaragua. En el abrazo y las lágrimas compartidas encontré a Jesús doliente. En la oración nos llenamos de la esperanza del Resucitado”.

Con estas palabras, escritas en su blog el sábado pasado, relataba el obispo auxiliar de Nicaragua, Silvio José Báez, la acogida de la Iglesia nicaragüense a quienes han perdido a sus hijos en la sanguinaria represión del gobierno de Daniel Ortega en contra de quienes se manifiestan en su contra.

 

BAEZ
Twitter-Silvio José Báez

 

Desde el 19 de abril pasado, los actos de violencia no han cesado en Nicaragua, quien ya ha visto morir a más de 300 personas (326, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos), la mayor parte jóvenes, y ha tenido que aceptar el abandono de 25.000 personas que han decidido emigrar hacia otros rumbos, especialmente hacia el vecino país de Costa Rica.

 

BAEZ
Twitter-Silvio José Báez

 

Ayer domingo 14 de octubre, la represión y la intolerancia del régimen sandinista volvió a hacerse presente en las calles de Managua, la capital del país centroamericano.  Informes de prensa señalan que al menos treinta personas fueron detenidas cuando estaban reuniéndose para marchar en contra de Ortega (a quien le piden abandonar ya el poder).

Los detenidos –hombres y mujeres, ya le da lo mismo al régimen—forman parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco, una fuerza opositora recién creada (azul y blanco, aduciendo a los colores de la bandera nicaragüense), misma que congrega a cerca de cuarenta organismos que se oponen al régimen, desde sectores campesinos hasta empresariales y, por supuesto, jóvenes universitarios.

 

 

A medio año de que comenzaron las protestas, la manifestación de este domingo fue abortada por cientos de policías antidisturbios en una especie de “cacería” de opositores, que apenas si se alistaban para marchar por el centro de Managua.  Entre los detenidos se encuentra Suyén Barahona, la presidenta del Movimiento Renovador Sandinista, la organización política creada en 1995 por el ex presidente Sergio Ramírez y que reúne a intelectuales y disidentes del Frente Sandinista.

Sin distinción alguna, relata el corresponsal del diario español El País, entre los detenidos se encontraban también reporteros de los diarios La Prensa y El Nuevo Diario que cubrían la manifestación y que fueron posteriormente liberados. También fue lesionado Oswaldo Rivas, corresponsal gráfico de la agencia Reuters.

 

NICARAGUA UNREST
INTI OCON I AFP

 

Desde el sábado se había publicado un comunicado de la poderosa vicepresidenta de Nicaragua, la esposa de Ortega, Rosario Murillo (a quien le apodan ya “la Jezabel nicaragüense”), anunciando lo que ya en otras ocasiones ha anunciado: que no se iba a permitir la manifestación (aunque fuera pacífica) por no contar con permiso del Gobierno.

Hacía alusión a una muy criticada ley “antiterrorista” emitida en junio pasado por la Asamblea Nacional de Nicaragua –bajo el control de la dupla Ortega-Murillo—en la que se califica de “terroristas” este tipo de manifestaciones que no cuenten “con el debido permiso” del régimen para llevarse a cabo.  Según estadísticas gubernamentales, hasta la fecha hay 204 personas detenidas por este “delito”, aunque bien podían rebasar las 300.

Mientras tanto, el obispo auxiliar de Managua, con las madres de los muertos, no cesa de limpiar las lágrimas de la Nicaragua herida en lo más íntimo.  Su mensaje: “¡No más cacería humana de parte del Gobierno de Nicaragua contra ciudadanos opositores! ¡No más desapariciones y encarcelamientos ilegales! ¡Ni un nicaragüense más oculto, huyendo o exiliado! ¡Libertad inmediata para los presos políticos en Nicaragua!”, es el mensaje de quienes ayer se iban a manifestar.

 

Desde luego, no es el mensaje que quieren escuchar Ortega, Murillo y sus huestes.  Pero es, sin duda, el mensaje de un pueblo que sufre.

Tags:
nicaragua
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.